•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para el aficionado no es un secreto que el boxeo amateur está en una crisis mayúscula desde hace buen tiempo. Después de los Juegos Centroamericanos Managua 2017, donde Nicaragua ganó 6 medallas de oro, consolidándose en el primer lugar de la región, escribí un artículo en el que toqué algunos puntos sobre el porqué no se debían tomar esos números como un aliciente positivo, insistí en que eran engañosos.

Y es que no ha pasado mucho tiempo para reforzar mi percepción, la de muchos aficionados y la de algunos entrenadores. Los resultados de la Selección Nacional de Boxeo en el Clasificatorio de Tijuana son contundentes. Apenas se han ganado 3 combates y se pierden 12, día en el que a primera hora perdió Scarleth Ojeda ante la panameña Elisa Williams por decisión dividida en 60 kg y Kathy Esquivel contra la colombiana Ingrid Valencia, última nica en ver acción este miércoles.

En Tijuana simplemente se ha chocado con la realidad. Decía Diógenes Cárdenas, presidente de la Federación Nicaragüense de Boxeo (Feniboxa), previo al torneo, que la misión era clasificar a 10 de los 14 boxeadores de la Selección a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia. La poca importancia que le dieron 8 países al clasificatorio decidiendo no asistir a este, le permitió a todo el equipo nica estar en Barranquilla independientemente de los resultados, de lo contrario hoy ni siquiera se estaría aspirando a 5 puestos. 

Me decepcionó un poco ver a Cárdenas celebrando que los 14 muchachos estuvieran en Barranquilla sin mostrar ni un signo de preocupación por los paupérrimos resultados: ¡12 derrotas en 15 combates! ¡Un desastre! Con esos números es para que el presidente de Feniboxa estuviese buscando soluciones inmediatas para intentar que el barco no se siga hundiendo y evitar que en Barranquilla se haga el ridículo. 

No tengo nada en contra de Feniboxa, menos de Cárdenas. Coincido con ellos en que hacer boxeo con pocos recursos es difícil, pero eso no es una justificación ante la crisis. Si se saben administrar esos recursos se pueden obtener mejores resultados.

Contratar un entrenador

Es urgente que se contrate un entrenador extranjero. Se fue el cubano Pedro Nieves y me pareció positivo. Su ciclo como entrenador del equipo había terminado. Pero es ahora cuando más se requiere traer un tipo experimentado que les enseñe técnica a algunos muchachos de la Selección, a cómo hacer el paso péndulo, a realizar desplazamientos, y a quitarles esa mentalidad de que con bravura, yendo hacia el frente, tirando golpes como locomotora, siempre se ganará. No es cierto, en el amateurismo se necesitan recursos técnicos y no los tenemos.

Me parece un poco ilógico que entrenadores como Gustavo Herrera o el mismo Guillermo “El Polvorita” Martínez no estén ni siquiera como asesores en la Selección. Desconozco realmente por qué no son parte del equipo, quizás una de las causas es por sus compromisos que tienen con boxeadores profesionales, no obstante, me parece que Feniboxa debería hacer un esfuerzo por incluirlos. Para amateur son los mejores del país. 

Faltan 4 meses para los Juegos de Barranquilla, 120 días para intentar que los muchachos mejoren, de lo contrario el barco se seguirá hundiendo. Urge más preocupación que celebraciones un poco fuera del lugar.