•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Toros de Chontales, equipo de bateo suelto y picheo dominante, tendrán este fin de semana una prueba de fuego ante los Leones de León, novena que a pesar de su inicio titubeante cuenta con sólidos argumentos para imponerse en la serie.  Se trata este de un duelo entre dos conjuntos con realidades opuestas. Por un lado están los chontaleños, invictos en seis partidos, contundentes con su ofensiva y seguros con su picheo; y por el otro están los leoneses, reducidos a dos victorias con cuatro derrotas, apagados en el cajón de bateo y dueños de un staff de lanzadores que bien puede ofrecer más de lo que ha mostrado hasta ahora. 

Iván Hernández es el actual líder de la ofensiva chontaleña. Archivo/EN

Determinar un favorito no es asunto fácil y guiarse únicamente por los balances de ambos equipos no es lo mejor, sobre todo si se toma en cuenta que Chontales barrió a Río San Juan y a las Fieras del San Fernando, dos de los equipos considerados débiles y hasta ahora con registro de 0-6, mientras que León, víctima sorpresiva de un Chinandega que tiene récord de 3-3, viene de caer ante los Indios del Bóer, uno de los favoritos a quedarse con la corona. No se trata de quitarle mérito al invicto de los Toros, sino de poner en evidencia una realidad que no puede negarse. Es por esto que enfrentarse a León será la primera gran prueba de este equipo chontaleño que anda al ritmo de Iván Hernández.

 Rugama: “Nunca imaginé lanzar un Juego Perfecto”

Así llegan

La tropa de Omar Cisneros no ha hecho más que cumplir con los pronósticos y aprovechar la oportunidad de sumar victorias sin parar. La cuestión ahora será demostrar que ese empuje exhibido en las dos series anteriores no es solo producto de la fragilidad de sus rivales, sino de la verdadera capacidad de sus jugadores y qué mejor escenario para hacerlo que esta serie con León, el equipo que por la forma en que fue estructurado es considerado el gran candidato para alzar el campeonato. ¿Pueden hacerlo? Armados con ese picheo que al mando de José David Rugama (2-0, 0.00), Erasmo Reyes (2-0, 0.73) y José Elías Villegas (1-0, 0.75) lanza para 0.54 y con esa ofensiva que liderada por Iván Hernández (.650), Cesar Villagra (.500) y Derlys García (.429) batea para .357 claro que pueden ganar la serie.​

 ¿Qué pasa con los Leones de León?

Obviamente no les será una tarea fácil, pues León saldrá a enfrentarlos con el objetivo de someterlos y ponerle fin a ese inicio tan por debajo de las expectativas. El picheo sigue siendo el principal argumento a favor de la tropa que dirige Ariel “Panal” Delgado, sobre todo por esa rotación tan bien equipada. Es difícil creer que Wilton López (0-1, 10.13) volverá a tener una presentación tan fatal como la que tuvo ante el Bóer, al contrario, es más fácil considerar que ante los Toros presentará una mejor versión. También es complicado apostar en contra de un caracterizado pistolero como Fidencio Flores (1-1, 3.75) y de un experimentado lanzador como Junior Téllez (0.2, 2.63), ambos de calidad comprobada hasta en Liga Profesional y selección nacional.

Es difícil creer que Wilton López volverá a tener una presentación tan fatal.

A esta rotación de grandes figuras caseras, hay que sumarle el respaldo de un cuerpo de relevistas que sabe responder, destacándose Joaquín Acuña (1-0, 0.00), Fernando Carmona (0-0, 0.00) y Álvaro Membreño (0-0, 0.00). De tal forma que teniendo un picheo tan bien armado, la clave de León para cambiar su panorama será mejorar en su ofensiva. Para ello es necesario que Wandley Ocón (.600) y Norlando Valle (.421) mantengan el ritmo mostrado hasta ahora y que artilleros como Enmanuel Meza (.231) Marvin Martínez (.167) y Arnol Rizo (.087) recuperen el nivel que les ha caracterizado.   

 Rugama pinta obra maestra

Indios retan al campeón

La otra serie a seguir con especial detenimiento es la que sostendrán los Indios del Bóer, dos veces campeones del Pomares en su nueva etapa, y el Frente Sur Rivas, el actual monarca. Los capitalinos, de cuya alineación ocho artilleros batean por encima de los 300 puntos, llegan al enfrentamiento con los sureños exhibiendo un balance de cinco victorias y solo una derrota, ubicandose como líderes del grupo A. Por su parte, los rivenses, cuyo picheo tira para una efectividad de 3.54, se presentan a este enfrentamiento con un balance de 4-2 y con el antecedente de haberle ganado la serie a los Dantos, candidatos al título, y a Chinandega, el mismo equipo que superó a León. Por su poderío ofensivo los Indios salen como favoritos por muy poco,  pero cuidado con este Rivas combativo.