•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cabalgata de Cheslor Cuthbert en la actual pretemporada con los Reales de Kansas City ha sido de constantes altibajos. Tras un inicio lento en el que solo conectó un imparable en siete turnos y promedió un pobre .143, logró meterse en una buena racha y elevarse hasta los 353 puntos. Luego, envuelto en un nuevo slump, vio desmejorar su promedio ofensivo al irse en blanco en ocho turnos consecutivos, sin embargo, está de regreso y tras irse de 3-1 el miércoles y de 3-2 ayer en el duelo que los Reales de Kansas City le ganaron 14-8 a los Dodgers de Los Ángeles, el nicaragüense batea para .278 producto de 10 cañonazos en 36 apariciones legales.

De sus incogibles, una es cuadrangular y cuatro son dobles. A esto agréguenle que impulsa dos carreras y que tras las dos que marcó ayer, llegó a cinco anotadas. Ciertamente no son números que impresionan, pero sí lo suficientemente útiles para que Cheslor se mantenga en los planes del mánager Ned Yost, quien tras la firma de Mike Moustakas afirmó que el equipo buscaría la forma de garantizarle al nicaragüense entre 400 y 450 turnos en la temporada que se pondrá en marcha el próximo 29 de marzo. 

Su actuación

Cuthbert, quien alineó ayer como quinto bate y apareció como tercera base titular, llegó por primera vez al cajón de bateo en el propio primer episodio y con un doble y una anotada ante el zurdo abridor Rich Hill se unió a la fiesta ofensiva con la que Kansas consiguió una ventaja tempranera de seis carreras sobre los Dodgers. Más tarde, en la segunda entrada, descifró al relevista César Ramos y conectó un sencillo al jardín izquierdo para luego ser remolcado por el jonrón de Ryan O´Hearn. En su último turno antes de ser sustituido por Cody Asche, Cheslor falló en un elevado al bosque central.

Blandino responde

Por su parte, Alex Blandino, cuyo arribo a Grandes Ligas este año parece inminente, mejoró su promedio ofensivo de .318 a .333 luego de haber conectado un imparable en dos turnos al bate en el juego que los Rojos de Cincinnati le ganaron 10-6 a los Indios de Cleveland. 

Blandino no fue titular y apareció como emergente en el séptimo episodio. Había corredores en las esquinas y mostrándose como un bateador oportuno leyó muy bien un lanzamiento del relevista Cam Hill, consiguiendo con su hit impulsar la octava carrera de su equipo. Luego, en el noveno inning, falló en roletazo para doble play.