•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El equipo de Jinotega se medirá al Real Estelí esta noche (7:00) en la cancha Otto Casco de la Ciudad de las Brumas, en un duelo para definir al puntero de la tabla de posiciones de la I Liga Superior de Baloncesto, puesto que actualmente ocupan los jinoteganos que cuentan con balance de seis victorias y dos derrotas. 

El Tren del Norte resultó ganador del primer duelo que sostuvo ante los jinoteganos en la liga, en aquella ocasión la victoria fue con marcador de 85-81. Desde esa derrota las Brumas cayeron solamente una vez más ante los Leones de Managua, un partido después de la derrota ante Estelí. Tras esas dos caídas Jinotega se levantó con más fuerza y ganó sus cuatro encuentros posteriores, lográndose vengar de los Leones con un aplastante 98-73 jugando como local.

El Estelí, por su parte, llega con la intención de sacudirse las últimas dos derrotas consecutivas que ha recibido. A los estelianos, desde que perdieron su invicto en el torneo ante el Jass el pasado 28 de febrero, no les ha ido nada bien, ya que en los últimos tres duelos desde entonces, ganan solo uno y pierden dos.

Los jinoteganos han encontrado en su defensa su arma principal para dominar en la liga, sus contragolpes rápidos han sido su mejor arma ofensiva, con un equipo muy veloz tanto al ataque como a la hora de defender, neutralizando los contragolpes de sus rivales y obligándolos a demorar sus tiros y a desesperarse. El Estelí, por su parte, venía haciendo las cosas bien utilizando los tiros de tres como una de sus mejores armas y las penetradas en la pintura le han funcionado muy bien. 

La localía de Jinotega en el encuentro de hoy puede pesar mucho, ya que de los seis desafíos ganados por las Brumas son en la cancha Otto Casco. Aunque la derrota ante Estelí en el primer encuentro que ambos sostuvieron fue con los  jinoteganos jugando de local, desde ahí, las Brumas suman cuatro victorias en su casa. Los estelianos, por su parte, suman cuatro triunfos como visitantes con solo una derrota cuando no juegan en casa.