•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

No jugó bien, estuvo contra las cuerdas, pero el suizo Roger Federer renació de sus cenizas este sábado para acabar imponiéndose en semifinales del Masters 1000 de Indian Wells al joven croata Borna Coric.

Federer, primera raqueta del mundo, demostró por qué nunca hay que darle por muerto: el suizo miró a la derrota a los ojos y se negó a aceptar su destino para acabar ganando el partido 5-7, 6-4, 6-4 en dos horas y 20 minutos de juego.

Ahora, en la final se enfrentará al ganador de la otra semi, que mide al argentino Juan Martín del Potro y al canadiense Milos Raonic.

 Lea: María Sharapova se retira del Abierto de Miami por lesión

El choque comenzó a las 11h00 locales (18H00 GMT) bajo un intenso sol y un fuerte viento. Federer ya había avisado de que jugar tan temprano no le beneficaba y así se acabó demostrando.

Coric, más despierto y activo, no era capaz de dañar al suizo con su saque pero tampoco tenía problemas para batirlo con el suyo.

Federer se enfrentará en la final, al ganador de la otra semi, que mide al argentino Juan Martín del Potro y al canadiense Milos Raonic. Foto: AFP/END

Así se fueron sucediendo los games. Federer ganaba tres de sus primeros cuatro servicios con juegos en blanco mientras el croata iba superando a su par con poco sufrimiento.

Hasta que en el undécimo todo cambió. Coric gozó de dos bolas de 'break', erró la primera pero no perdonó la segunda, ganando el set a continuación.

Saltaba momentáneamente la sorpresa. Pero cuando es Federer a quien se tiene enfrente uno jamás puede confiarse. Y Coric lo sabía.

 De interés: Federer dice que le encantaría jugar contra Nadal en tierra

Federer solo había acertado el 51% de sus primeros servicios en la primera manga, por el 76% de su contrincante. Se notaba.

El segundo set comenzó igual que había terminado el anterior: con ruptura para Coric.

Roger Federer, luego de clasificar a la final. Foto: AFP/END

En el cuarto pudieron cambiar las tornas. El 'Expreso Suizo' tuvo hasta tres bolas de 'break' con 0-40 a favor. Pero no era su día, las perdió todas y acabó cediendo el game.

También en el sexto estuvo cerca de arañar un juego con el saque de su rival, con otra pelota de quiebre que volvió a no ser capaz de materializar.

En un día normal, Federer no perdona. Este sábado lo hizo hasta en cuatro ocasiones seguidas. Tampoco se mostró fiable con su servicio y estrelló varias bolas en la red impropias de él.

 Además: Perros abandonados recogepelotas buscan ser adoptados en el Abierto de Brasil

No era su día y en el otro rincón se encontró con un adversario hambriento.

Pero uno no acaba con Federer hasta que el partido está terminado y él se encuentra en el vestuario. Celebrar antes de tiempo es una temeridad. Coric tuvo la victoria a su alcance con 4-3 y saque a favor. Dudó unos segundos y dilapidó su ventaja. En un instante, Federer se había llevado la manga 6-4.

Borna Coric, de Croacia, le plantó cara a Roger Federer. Foto: AFP/END

La tercera repitió el mismo guión que las anteriores: Coric volvió a tener el triunfo al alcance de los dedos con 4-3 y servicio. Pero no supo concretarlo y unos minutos después se despertó de su sueño.

Federer, como casi siempre, era el vencedor y este domingo intentará ganar el torneo por sexta vez en su carrera.