•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer modelo 2018, capaces de ganar siete de los nueve desafíos que han disputado y situarse en el primer lugar del grupo A, son dueños de una ofensiva tan consistente y contundente que intimida aún al más dominante de los lanzadores. Basta con saber que ocho de los nueve peloteros habituales en la alineación del conjunto capitalino batean por encima de los 300 puntos, para confirmar la razón por la cual se les considera un equipo implacable en su tarea de tumbar pícheres.

Vencedores de las Fieras del San Fernando, de los Leones de León y del Frente Sur Rivas, los de Managua no han dejado escapar la oportunidad de mostrarse como ese equipo de ofensiva sólida y productiva que se proyectó en las consideraciones previas. Los Indios batean de forma colectiva para 323 puntos como resultado de conectar 105 imparables en 325 turnos al bate. De sus incogibles, 26 son dobles, tres son triples y ocho son cuadrangulares. A esto súmenle que los “mimados de la capital” producen un total de 64 carreras, para un promedio de siete anotaciones por juego, un respaldo suficiente para un picheo que lanza para 2.00.

Urbina está al frente

Entre esa alineación que presume de cifras destacadas, sobresale la figura de Juan Carlos Urbina, quien ha estado exhibiendo su poder y capacidad de producción. El artillero indio presenta un promedio ofensivo de .333 como consecuencia de ligar 13 hits en 39 visitas al plato. Entre sus cañonazos aparecen cinco dobles, un triple y cuatro batazos al otro lado de la barda. Urbina, quien se ha robado una base en 9 juegos, se ha mostrado muy incidente en los buenos resultados del equipo al producir 14 carreras, la máxima cifra entre los peloteros de la tropa que dirige Ronald Tiffer. Juan Carlos, pilar del Bóer en los últimos años, se está proyectando para una temporada de grandes números. 

Otro que está respondiendo a las expectativas que alrededor de él se tejieron es el venezolano nacionalizado nicaragüense Wuilliams Vásquez, quien ha conectado 11 incogibles en 28 visitas al cajón de bateo para alcanzar un average de 393 puntos. Agréguenle que impulsa 10 carreras, solo superado por Urbina en el equipo, conecta par de dobles y suma un cuadrangular. Fue contratado para aportar a los objetivos del equipo y está cumpliendo en gran forma. 

En la lista de bateadores de 300 de los Indios del Bóer incorporen a Jordan Pavón (.387, 9 CI, 1 HR), Javier Robles (.333, 7 CI, 0 HR), Bryan Montiel (.320, 4 CI, 1 HR), Janior Montes (.308, 3CI, 0HR) y Bismarck Rivera (.306, 5CI, 0HR). De los jugadores del Bóer que han participado en los nueve juegos disputados hasta hoy es Sandy Moreno Jr. (.294, 3CI, 0HR) el único que está levemente por debajo de los 300.

Montiel, una baja sensible

Por encima de los antes mencionados solo está Edgar Montiel, el artillero que el pasado lunes viajó a Italia para unirse al equipo Nettuno de la Liga Italiana de Beisbol. La salida de Montiel representa una baja sensible para la tropa capitalina, pues durante los tres primeros fines de semana del Pomares no hubo en el Bóer un mejor bateador que él. Edgar cerró su participación en el campeonato nacional con un promedio ofensivo de 410 puntos gracias a 16 cañonazos (líder en el equipo) en 39 apariciones legales. En nueve juegos conectó seis dobles y un cuadrangular, anotó siete carreras y empujó otras nueve, además de haber forjado un slugging de .641.

Será difícil para los Indios encontrar un reemplazo para Montiel, uno de sus grandes pilares en las últimas temporadas. Eso sí, la Tribu aún cuenta con una línea ofensiva que mete miedo y que puede seguir dejando víctimas a su paso. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus