•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esteban Loaiza permanece en la cárcel federal del Condado de San Diego por falta de recursos económicos, para pagar la fianza de 200 mil dólares que tiene impuesta desde el 12 de marzo pasado.

Este martes, la abogada del expelotero mexicano, Janice Deaton, solicitó sin éxito a la magistrada Nita Stormes una reducción a 120 mil dólares. Deaton dijo a la magistrada que las afianzadoras piden 12 por ciento de la fianza requerida en efectivo, que representa 24 mil dólares, que la familia y Loaiza no pueden cubrir. El pasado 12 de marzo, Stormes fijó una fianza de 200 mil dólares en efectivo, la mitad que exigía la Fiscalía federal encabezada por Jarad Hodes, para dejar en libertad condicional a Loaiza, mientras es procesado por narcotráfico.

Loaiza está encarcelado desde el pasado 9 de febrero, cuando la policía encontró en una casa rentada a su nombre en Imperial Beach, Condado de San Diego, California, 44 libras de cocaína, en una minivan estacionada en el garaje, además de un compartimiento secreto con fines de contrabando en el vehículo que manejaba y con el que cruzó la frontera con Tijuana unas horas antes.

Deaton había conseguido que se fijara la fianza de 200 mil dólares, en vez de 400 mil como pedía la Fiscalía, con el argumento de que su cliente está en quiebra. Desde entonces había ofrecido como garantía, para que Loaiza pudiera abandonar la prisión, la casa de su exesposa Ashley Esposito, donde vive su hijo mayor, de 17 años. Incluso, Deaton argumentó que si se pedía más dinero de fianza la educación universitaria del hijo de Loaiza estaba en peligro, porque planeaban dejarla como en prenda para créditos estudiantiles.