•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando la actual temporada del Campeonato Germán Pomares Ordóñez se puso en marcha, difícilmente algún prójimo se hubiera atrevido a pronosticar que los Toros de Chontales tendrían un inicio tan admirable como el que están forjando al acumular ocho victorias en nueve desafíos. Sin embargo, los chontaleños, dirigidos por Omar Cisneros, ese mánager de terco optimismo, están luciendo por encima de las expectativas y para ello se han apoyado en su dominante cuerpo de lanzadores, cuya efectividad colectiva es de 1.42 como resultado de solo permitir 12 carreras limpias en un total de 76 episodios. 

La rotación de los Toros, integrada por José David Rugama, Erasmo Reyes y José Elías Villegas, ha lucido tan dominante que sus cifras asombran. Entre los tres permiten solo tres anotaciones en 52.1 innings lanzados, para obtener como resultado un promedio de carreras limpias permitidas de 0.52. Si bien es cierto se han enfrentado a Río San Juan, equipo considerado fácil de dominar, a las Fieras del San Fernando, conjunto hundido en un inicio desastroso, y a los Leones de León, el gran favorito cuya ofensiva aún no carbura, no se les puede quitar mérito al gran trabajo que han venido haciendo. Sería injusto.

Indescifrables

De los tres, el que más ha impresionado es Rugama, forjador de un juego perfecto ante el conjunto de Masaya el sábado 10 de marzo. Su balance de tres victorias sin derrotas y su efectividad de 0.00 en 20 episodios, con el agregado de 11 ponches, lo convierten el mejor carabinero de la actual edición del Pomares. Detrás de él está Erasmo, quien presenta récord de 3-0 y efectividad de 0.98 como resultado de admitir dos carreras limpias en 18.1 episodios, recorrido en el que elimina a 15 bateadores por la vía de los strikes. El trío de sólidos abridores lo completa Villegas, el seleccionado nacional que tiene registro de 1-0 y efectividad de 0.64 con 12 ponches en 14 innings.  

Esta rotación de los Toros ha permitido 32 imparables en 52.1 entradas y de ese total de cañonazos solo seis son extrabases, los cuales se resumen en cinco dobles y un triple. Hasta ahora, nadie ha sido capaz de conectarles un cuadrangular.

Apolinar y Robleto, claves 

A esa rotación dominante hay que sumarle el respaldo de un cuerpo de relevistas que ha sabido hacer su trabajo, sobre todo el joven lanzador Jorge Luis Robleto y el experimentado cerrador Apolinar García, ambos convertidos en piezas claves de este gran inicio de la tropa chontaleña. Apolinar ha tenido un alto grado de incidencia en el buen momento del equipo, pues en cinco juegos como rematador ha logrado una victoria y cuatro salvamentos, con el añadido de una impecable efectividad de 0.00. En un total de siete innings, García admite cinco hits--ninguno de ellos extrabase-- poncha a nueve rivales y regala solo tres pasaportes. Por su lado, Robleto ha tenido acción en cuatro juegos, recorriendo un total de 4.2 entradas, en las que permite una carrera, fusila a dos adversarios, otorga una base por bolas y acumula una efectividad de 1.93.

A este picheo de excelentes cifras súmenle ese bateo productivo que no ha dejado de impactar. Comandados por Iván Hernández (.567, 14 CI, 3 HR), los Toros batean de forma colectiva para 305 puntos, un respaldo de altura para un picheo de gran nivel.