•  |
  •  |
  • END

ANAHEIM - A esta altura de la temporada, no hay muchas especulaciones sobre cambios que puedan provocar una fuerte reacción del presidente/gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski.

Pero cuando se le pidió que comentara sobre un rumor de que Detroit podía canjear al venezolano Miguel Cabrera en esta temporada para tratar de reducir la nómina, Dombrowski habló en términos contundentes.

“Creo que es absurdo, completamente absurdo”, dijo Dombrowski. “No tenemos interés alguno en cambiar a Miguel Cabrera. No hemos sostenido pláticas acerca de Miguel Cabrera. No sólo es una de las últimas opciones que ponderaríamos, sino también que tenemos un dueño que nunca dejaría que eso sucediera. Este es nuestro jugador base que es nuestra piedra angular”.

La especulación vino de analistas de ESPN en el fin de semana, basados en parte en la idea de que la economía en Detroit podría obligar a los Tigres a reducir su nómina, y específicamente el contrato lucrativo de Cabrera. El venezolano ganará US$15 millones este año, y luego US$126 en los siguientes seis como parte de su pacto de ocho años y US$152.3 millones que firmó antes de la temporada del 2008.

Otra razón por las especulaciones es el mal comienzo del dominicano David Ortiz en Boston, y la posibilidad de que los Medias Rojas intentaran agregar otro toletero a sus filas.

Dombrowski dijo que escuchó hablar del rumor dos veces por televisión en el fin de semana, y se molestó mayormente por cómo afectaría a Cabrera, quien llegó a la serie entre los Tigres y los Angelinos encabezando la Liga Americana en promedio y hits, además de sus cuatro jonrones y 12 empujadas.

“Este es nuestro jugador base que es nuestra piedra angular”, repitió el Ejecutivo.

En cuanto a la situación económica de los Tigres, Dombrowski dijo que las ventas de abonos del equipo están “en algún punto medio” entre los conjuntos de Grandes Ligas. Están un poco por debajo en comparación con el 2008, pero similares a las del 2007, indicó.

Dombrowski también señaló que el dueño Ilitch tiene un gran historial de construir equipos repletos de estelares tanto en los Red Wings del hockey sobre hielo (campeones en 1997, 1998, el 2002 y el 2008) como los Tigres. Y fue Ilitch quien planteó en un principio el cambio por Cabrera en diciembre del 2007.

“No hay nada que pueda suceder este año que nos haga pensar cambiar a Miguel Cabrera”, dijo Dombrowski.