•   Los Ángeles (EE.UU.)  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Comisión de Nevada suspendió temporalmente este viernes al boxeador mexicano Saúl "Canelo" Álvarez después de que éste diera positivo en febrero en dos controles antidopaje.

Su combate de revancha ante el kazajo Gennady Golovkin, el 5 de mayo, por los cinturones de la CMB, la AMB y la FIB de los pesos medianos, está en duda.

Lea más: Chocolatito sería semiestelar de Golovkin-Canelo

"El Sr. Álvarez es suspendido temporalmente por la Comisión del Estado de Nevada por sus resultados analíticos adversos por Clembuterol los días 17 y 20 de febrero", informó el director de la comisión ejecutiva Bob Bennett en un comunicado.

"Una audiencia de la Comisión está prevista para el 10 de abril de 2018 para escuchar a Álvarez o para que Álvarez asista", agregó.

Según Las Vegas Review Journal, Bennet se negó a comentar sobre el estatus en el que queda la pelea prevista para el 5 de mayo en Las Vegas.

Lea más: Todo sobre el Canelo Álvarez.

En tanto, el grupo que representa a Álvarez, Golden Boy Promotions, reiteró que el boxeador no tomó intencionalmente ninguna sustancia prohibida.

"Respetamos el proceso de la Comisión Atlética Estatal de Nevada y presentaremos el caso de Canelo con determinación", dijo Golden Boy en un comunicado emitido por Stefan Friedman.

"En su carrera, Canelo ha dado negativo más de 90 veces y nunca tomaría intencionalmente ninguna sustancia prohibida", aseguró.

Además: Habían prometido una guerra

Golden Boy ya sabía que el boxeador había dado positivo por el prohibido Clenbuterol, un resultado por el que culpó a una carne contaminada consumida en México, donde esa droga a veces es empleada para engordar al ganado.

También dijo que Álvarez mudaría su centro de entrenamiento de México a Estados Unidos y se "sometería a cualquier número y tipo de pruebas adicionales" que fueran consideradas necesarias para que siga en pie la pelea de mayo.