•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De aquel equipo ganador de 15 banderines divisionales consecutivos entre 1991 y 2005, solo quedan los recuerdos de su bravura. En Atlanta se refrescan las ilusiones pasadas, con los videos que reactivan a los ganadores del Cy Young, Greg Maddux, Tom Glavine y John Smoltz, y hace el repaso del título de la Serie Mundial de 1995, derrotando a los Indios de Denis Martínez. Los Bravos del 2018, son un equipo manso y naturalmente sin pretensiones. Desde el 2013 cuando capturaron su último cetro del sector Este en la Liga Nacional, los Bravos han estado navegando debajo de las 80 victorias, y después de un inadvertido tercer lugar en el 2017 con balance de 72-90, se considera que podrían deslizarse a la cuarta posición. El equipo que manejará Brian Snitker, no es capaz de fabricar milagros, no con pistolas de palo y brazos sospechosos.

Solo dos amenazas

Disparando 201 imparables, anotando 93 carreras y registrando 304 puntos, el guardabosque venezolano Ender Inciarte, un bateador zurdo de 27 años, es el primer bate y la nueva “joya” del equipo, sumando esfuerzos ofensivos con el inicialista y tercer artillero, Freddie Freeman, también zurdo, con promedio de 307 puntos, 28 cuadrangulares y 71 remolques. Apartando estos dos pilares, insuficientes para edificar esperanzas, no esperen más presencia amenazante significativa en esa alineación: Ozzie Albies, un chavalo de Curacao, de 21 años, que conectó 62 hits en 57 juegos, estará en segunda base y funcionando como segundo bate.

El receptor de nueve temporadas, Tyler Flowers, dos con Atlanta, limitado a 83 y 99 juegos sin hacer alardes, es sorprendentemente el posible cuarto hombre, seguido del jardinero derecho Nick Markakis, un empujador de 89 y 76 carreras y 12 años de experiencia, y de Ronald Acuña, otro venezolano de 20 años, quien se proyectó en tres niveles de Ligas Menores en el 2017 con 21 jonrones y 82 remolques, y ha sido muy visible con su bateo en el entrenamiento primaveral, programado para instalarse en el jardín izquierdo. Cierran el orden al bate, el antesalista Johan Camargo, un panameño de 24 años que registró promedio de 299 puntos en 82 juegos, y el short Dansby Swanson, también con 24 años y necesitado de mejorar en el cajón de bateo.

¿En quién creer ?

En otros tiempos factor clave, el pitcheo de Atlanta encabezado por el derecho de 27 años Julio Teherán, con dos temporadas de 14 victorias en el 2013 y 2014, no consigue provocar la menor impresión. El derecho Mike Foltynewickz, siempre sobre 4.00 en carreras limpias a lo largo de cuatro campañas, es el segundo abridor seguido de Brandon McCarty, firmado como Agente Libre después de 6-4 con los Dodgers. En los dos puestos pendientes, se encuentran el brasileño de 21 años Luiz Gohara y Sean Newcomb, quien ganó 4 y perdió 9 con 4.32 en efectividad. Una rotación difícilmente calificada como discreta que tendrá como soporte un bullpen con plaquetas bajas, jefeado por Arodys Vizcaino, quién convirtió en salvamentos, 12 de sus últimas 13 oportunidades en el 2017, ayudado por A.J. Minter y José Ramírez. No es un panorama tan desolador como el de Tara devastada después de la caída del Sur en “Lo que el viento se llevó”, pero, algo próximo.