•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Cuánta exhibición de buen bateo la de Cheslor Cuthbert en el Spring Training! Justo cuando más le urgía exhibir su utilidad como bateador se metió en una racha ofensiva de esas que impresionan sin límites y a punta de batazos está exigiéndoles a los Reales de Kansas City ser titular para la temporada que se pondrá en marcha en cinco días. Su última gran demostración ocurrió ayer ante los Gigantes de San Francisco, equipo cuyos lanzadores no pudieron frenarlo y sufrieron la contundencia y productividad de su bateo, pues les conectó cuatro imparables, entre ellos un cuadrangular, les remolcó tres carreras y en un alarde de incidencia también registró dos anotaciones, para convertirse de esa forma en la figura indiscutible del triunfo de su equipo con pizarra de 9-6.    ​

  Cheslor truena y exige la titularidad

Cuando los Reales anunciaron que Mike Moustakas se quedaría en el equipo y sería el estelar tercera base, Cheslor, que no había sido consistente, cayó en un bajón preocupante, sin embargo, consciente de la necesidad de no desmayar ante la adversidad, recobró el entusiasmo y empezó a vivir este momento ofensivo en el que acumula siete partidos de forma consecutiva conectando de imparable, sumando a lo largo de esta racha un total de 15 cañonazos. Esto le ha permitido mejorar su promedio ofensivo hasta los 407 puntos, cifra que la mete entre los mejores bateadores de la actual pretemporada, misma en la que registra 22 hits en 54 turnos, conecta tres jonrones y seis dobletes, anota 11 carreras y empuja 9, recibe una base por bolas y se poncha seis veces.

9 carreras impulsadas suma el pelotero costeño en el Spring Training, demostrando su incidencia. Archivo/END

¡Qué bárbaro!

Viéndolo batear con tal contundencia, como lo hizo anoche mostrándose un artillero útil y consistente, solo queda rendirle total admiración. Su gran actuación ante los Gigantes empezó en el según episodio, cuando apareció en escena para enfrentar al cuatro veces All-Star Madison Bumgarner, a quien le conectó la pelota con tal fuerza que la hizo viajar hacia el otro lado del jardín izquierdo, consiguiendo su tercer vuelacerca de la primavera y la primera carrera de su equipo en el juego. Una entrada más tarde, con dos corredores en circulación, sacudió con un sencillo al relevista Ryan Halstead y remolcó par de carreras. 

 ¿Qué más pedirle a Juan Carlos y a Cheslor?

En el sexto episodio, abriendo tanda, le conectó hit al destacado tirador Tony Watson, y en el séptimo inning, ante el Mark Melancon, cerró su noche perfecta con un cañonazo hacia la zona del jardín derecho y anotando gracias a los incogibles consecutivos de Michael Saunders y Drew Butera. 

22  imparables en 54 turnos al bate acumula Cheslor Cuthbert en la actual pretemporada con los Reales de Kansas City. Archivo/END

Tras esta brillante actuación y tomando en cuenta esa vieja frase de “quien batea juega”, Cheslor se merece un puesto en la alineación titular de los Reales. Ciertamente no será en la antesala, pues ahí está Moustakas, ni en la inicial, pues ya le pertenece a Lucas Duda, pero bien podría ser como bateador designado.

 Cheslor y Blandino truenan, Omar Obregón debuta

Lo cierto es que los dirigentes del equipo de Kansas City, que desde el principio se han mostrado interesados en que Cheslor tenga suficientes turnos en este 2018, deben buscarle un espacio al costeño. Sus números impresionantes, prueba irrefutable de su evolución como bateador, no pueden ser obviados. No sería justo. Cuthbert ha cumplido con lo que se le pedía y sobretodo ha confirmado lo que demostró en el 2016, que se convierte en un bateador de gran utilidad cuando se le da la oportunidad de tener un mayor ritmo de juego.