•  |
  •  |
  • END

Todos estamos claros de que José “Quiebra Jícara” Alfaro va a depender esencialmente de un poder en el golpeo, en busca de la ansiada victoria que le permita coronarse Campeón Ligero de la AMB.

El tailandés Prawet Singwancha es un rival difícil. No hay cómo ocultar eso frente a sus cifras que muestran 30 victorias por sólo dos derrotas y dos empates. Es más, no se puede subestimar su capacidad para simplificar, porque ha logrado 18 triunfos por nocaut.

Alfaro ha conseguido su mejor preparación y el optimismo de su entrenador Gustavo Herrera tiene soporte. “Físicamente se encuentra en gran forma y boxísticamente ha progresado. Vamos a ver a un Alfaro en plena evolución, desplegando una agresividad agobiante”, dijo reiteradamente Herrera antes de salir hacia Alemania.

Un detalle de gran importancia es el control de peso de Alfaro. No existe en su campamento la menor preocupación por la báscula, algo poco común entre los peleadores pinoleros con muchas historias frustrantes que contar.

La fortaleza de Alfaro para pegar, mete miedo, y se espera que Singwancha no se atreva a meterse temprano en la boca del lobo, lo cual podría facilitarle a Alfaro establecerse en la media distancia para fijar mejor sus golpes, como planea Gustavo.

La aclimatación será clave. Es un época muy fría y Alfaro tendrá que entrar en calor lo más pronto posible este sábado, en pelea que será transmitida por Radio La Primerísima. En horas de la mañana del sábado, en el programa Doble Play, ustedes estarán escuchando a “Quiebra Jícara” en la antesala del combate de su vida.