•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las selecciones absolutas de Alemania y Brasil tendrán hoy su primer encuentro después del célebre Mineirazo --el 7-1 a favor de los alemanes en la semifinal mundialista de 2014-- en un amistoso que se disputará en el Olímpico Berlín.

Si se cree lo que aseguran los jugadores y el cuerpo técnico de Alemania, para ellos el recuerdo del 7-1 está menos presente que para los brasileños.

 FIFA publica candidaturas para el Mundial 2026

“Lo importante para nosotros era haber ganado la semifinal y ya al día siguiente pasamos página al resultado para concentrarnos en la final. Era solo un paso hacia nuestra meta”, dijo este lunes el seleccionador alemán Joachim Löw.

En Brasil, solo quedan cuatro jugadores de aquellos que sufrieron la debacle en 2014, pero al menos en el entorno se nota cierto ánimo de revancha. El seleccionador brasileño Tite no va tan lejos, pero ha admitido que están “en una etapa de reconstrucción y emocionalmente es importante que nos enfrentemos a Alemania”.

“Tiene una importancia sicológica muy importante, eso no debe desestimarse. El 7-1 del Mundial es como un fantasma”, señaló. Brasil llega al partido con la importante baja de Neymar y tras lograr una clara victoria en el último amistoso ante Rusia en Moscú (0-3).

 La Argentina de Messi se mide a la Roja en un amistoso con sabor mundialista

Variantes

Alemania, por su parte, viene de empatar a un gol ante España y. según anunció Löw, no contará con el meta barcelonista Marc André ter Stegen, que tiene un problema de rodilla ante el que, aunque según el seleccionador no es de gravedad, no se quiere correr riesgo.

Además, Thomas Müller y Mesut Özil han abandonado la concentración con el objetivo de no recargarlos de partidos tras los compromisos que han tenido con sus clubes.

Se espera que para el encuentro del Olímpico el seleccionador brasileño Tite haga al menos una modificación en la titular con el ingreso al equipo de Fernandinho en detrimento de Douglas Costa con el objetivo de tener un mayor control en el centro del campo.

 A buscar soluciones

Löw, por su parte, hará por lo menos cinco cambios en relación con el partido contra España. El plan es que empiecen como titulares Marvin Plattenhardt como lateral izquierdo, Ilkay Gündogan --probablemente en lugar de Sami Khedira--, y Leroy Sané en la posición de Julian Draxler.

A ello se agrega el cambio de portero, probablemente Bernd Leno estará en el lugar de Ter Stegen, pero es seguro que jugará tan solo un tiempo para dejar el otro a Kevin Trapp, así como los jugadores que sustituyan a Müller y a Özil.