•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pueden considerar más factible matar al Minotauro y salir del Laberinto como lo hizo Teseo, que abrirse paso hacia la cima del Este en la Liga Americana, zigzagueando entre Azulejos, Medias Rojas y Yanquis. Descarten eso, pese a ciertos esfuerzos por mejorar hechos por estos Orioles de Baltimore, después de terminar últimos en su zona con balance de 75-87. En 1966, los Orioles saltaron a la notoriedad ganando la primera de sus tres Series Mundiales, derrotando a los favoritos Dodgers de Koufax, Drysdale, Osteen, Sutton, y los relevistas Phil “El Buitre” Reagan y Ron Perranoski.

Eran los tiempos en que el equipo de Baltimore contaba con Frank y Brooks Robinson, Boog Powell, Paul Blair, Dave McNally, Jim Palmer y Moe Drabowski. Los Orioles volvieron a coronarse en 1970 ya con la postemporada, y en 1983, logrando conquistar 7 títulos de Liga. En el 2014, con el aporte de Nelson Cruz, Adam Jones, Machado, Hardy, Markakis, Schoop y Chris Davis, Baltimore obtuvo el banderín del Este pero fue barrido por los Reales disputando el boleto a la Serie Mundial. Entre rivales tan valorados, este equipo de Baltimore no parece tener posibilidad de extenderse a la postemporada.

Un picheo muy incierto

Hasta hace unos días, el 21 de marzo, los Orioles consiguieron a su primer abridor, el derecho de 26 años Alex Cobb, quien en el 2017 con los Rays de Tampa, alcanzó su máxima cantidad de triunfos, 12, sufriendo 11 reveses con 3.66 en carreras limpias. Cifras excesivamente sospechosas para ser un líder de staff. Detrás de Cobb, otro derecho Daylan Bundy, ganador de 13 juegos con 4.24 en efectividad; el zurdo Kevin Gausman (11-12 y 4.68); el derecho Andrew Cashner, 11-11 con los Rangers de Texas y Chris Tillman, de 30 años, quien después de su mejor campaña (16-6 y 3.77 con Baltimore), se deslizó entre afectaciones musculares a un deprimente 1-7 con 7.84. No es esa una rotación estimulante para el mánager Buck Showalter, quien al mismo tiempo, lamenta casi aullando no poder utilizar a su as del relevo, el tirador zurdo Zach Britton, salvador de 36 y 47 juegos en el 2015 y 2016, mientras fijaba en 60 consecutivos el récord de rescates de la Liga Americana y era considerado aspirante al Cy Young por su asombrosa efectividad de 0.54 en 67 entradas. ¿Cómo fue posible verlo desvanecerse hasta 15 rescates en 38 faenas de relevo? Una opresión en el antebrazo izquierdo lo sacó de circulación a Britton el 16 de abril, fue reactivado el 2 de mayo, y casi de inmediato regresó a la lista de lesionados, regresando el 23 de julio. Descubierta una ruptura en el tendón de Aquiles el 20 de diciembre, Britton fue descartado por seis meses. Brad Brench, Darren O´Day y Mychal Givens, se harán cargo del bullpen.

Eso sí, tienen pólvora

Retener a Manny Machado, un bateador de 33 jonrones, y también a Jonathan Schoop, empujador de 105 carreras, era clave para intentar sacudirse un poco el polvo de los escombros, y eso se logró. Los Orioles moverán a Machado de la tercera al short para reemplazar a J. J. Hardy, en tanto Tim Beckham, probable lead off, será instalado en la antesala con Schoop en segunda y el amenazante Chris Davis, un artillero que fue capaz de 53 cuadrangulares y 138 producidas en el 2013, en la inicial. En los bosques, Trey Mancini en el left, el excelente Adam Jones (285 puntos, 26 vuelacercas y 73 remolques) en el center, y Colby Rasmus supuestamente restaurado, por la derecha. El bateador designado es Mark Trumbo, quien vio decrecer su ritmo jonronero de 47 en el 2016 a solo 23 en el 2017. El cácher será Caleb Joseph, con el respaldo de Chance Sisco. No, no hay forma que estos Orioles sean capaces de pelear el banderín del Este en la Liga Americana retando a los Azulejos, aspirantes al tercer lugar, Medias Rojas y Yanquis.