•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras su derrota ante Colombia el pasado viernes (3-2), Francia recuperó buenas sensaciones con un triunfo ante Rusia, anfitriona del próximo Mundial, por 3-1, este martes en partido amistoso disputado en San Petersburgo.

El joven perla Kylian Mbappé fue el jugador más destacado y anotó dos de los goles de los Bleus (minutos 40 y 83) y Paul Pogba marcó el otro (49’). Fedor Smolov estampó el tanto del honor (69’) de una Rusia que a menos de tres meses de acoger la Copa del Mundo sigue demostrando que debe mejorar sensiblemente si no quiere tener problemas para superar la primera fase.

El equipo ruso, que el pasado viernes perdió claramente con Brasil (3-0), compartirá el grupo A del Mundial con Uruguay, Arabia Saudita y Egipto. “Hemos marcado tres goles y hemos tenido la capacidad para crearnos ocasiones”, destacó tras el partido el seleccionador francés Didier Deschamps, que destacó que su equipo “controló” el partido “aunque no lo hayamos hecho todo bien”.

Dominio francés 

Los anfitriones trataron al comienzo de llevar el peso del partido y Smolov pudo haber puesto por delante a los locales, pero su disparo desde el interior del área lo atajó Hugo Lloris. Los franceses, que en el Mundial serán rivales de Perú, Dinamarca y Australia en el grupo C de la primera fase, se sacudieron ese dominio ruso de los primeros minutos y gozaron de un par de ocasiones (Mbappé en el 26’ y Anthony Martial en el 30’), antes de que el joven estrella del París SG abriese el marcador.

A cinco minutos para la pausa, Pogba metió un balón en profundidad para Mbappé y este recortó a un defensa con la izquierda para rematar con la derecha a la red. Nada más comenzar el segundo período, Pogba aumentó la diferencia con un soberbio lanzamiento de falta (49’).

En una de las escasas acciones ofensivas rusa, Igor Smolnikov se sacó un gran centro desde la derecha y Smolov, sin oposición, convirtió en gol (68’). El triunfo francés nunca pareció peligrar pero, por su acaso, Mbappé sentenció con un remate