•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La gira planetaria de la Copa del Mundo hizo escala el jueves en Buenos Aires, recibida con agrado por excampeones argentinos en el predio deportivo de la asociación, comprobó un periodista de la AFP.

De la ceremonia de recibimiento en la sede de la Asociación del Fútbol Argentino en Ezeiza (20 km al sur) participó un grupo de integrantes de los planteles que ganaron los torneos de Argentina-1978 y México-1986.

Ninguno de ellos dejó pasar la oportunidad para comentar el nuevo desafío de ganarla, en Rusia-2018, después de 32 años sin vuelta olímpica.

El exfutbolista argentino Mario Alberto Kempes.

"Vamos a estar pendientes de Leo, el mejor jugador del mundo. Pero los otros futbolistas también tienen una responsabilidad", dijo Mario 'Matador' Kempes, autor de dos goles en la victoria final contra Holanda por 3-1 en el estadio Monumental de la capital argentina en 1978. Fue el máximo artillero del certamen con 6 anotaciones.

Isco y España aplastan a una Argentina privada de Messi

A la copa no se la vislumbra cerca a la luz de las dificultades que atraviesa la escuadra conducida por el DT Jorge Sampaoli y la humillante goleada que el equipo, sin Lionel Messi, sufrió ante España 6-1 el martes en un amistoso en Madrid.

"Va a ser importante estar entre los cuatro que lleguen a semifinales en Rusia. No será sencillo. Pero tenemos al mejor (Messi)", dijo Jorge Burruchaga, autor del gol del triunfo por 3-2 ante Alemania en la final de 1986 jugada en el estadio Azteca de México.

Los hinchas argentinos cantan en las canchas que "la copa se mira y no se toca" para burlarse del que no puede ganarla. Al menos este jueves la tuvieron de nuevo en sus manos los que sí supieron conquistarla.

El trofeo será exhibido en un predio comercial de la capital y llevado luego a la ciudad de Rosario (300 km al norte), cuna del capitán, ídolo y goleador argentino.