•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Zinedine Zidane tiene ante sí una dura decisión que tomar, decantarse por el jugador que completará el once titular en Turín para medirse al Juventus en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, con diez fijos y un undécimo que saldrá entre Isco, Gareth Bale, Marco Asensio y Lucas Vázquez.

En función del dibujo táctico y la idea de partido que tenga en su mente Zidane, tendrá que tomar una decisión que dejará a jugadores en un gran momento en el banquillo del Juventus Stadium.

Buena parte de culpa de la resurrección madridista, que llega a la gran cita en una racha de cinco triunfos consecutivos, se debió, además del regreso de la pegada de Cristiano Ronaldo, al cambio de rol de Lucas Vázquez y Marco Asensio. Bale ha respondido con buen rendimiento y goles a su nueva condición de suplente e Isco, que no lo asumió tan bien, llega tras un recital con la selección española ante Argentina que asombró al mundo del futbol.

No hay dudas para Zidane en la portería, con Keylor Navas sin rotar en la visita a la UD Las Palmas pese al largo viaje y los partidos con Costa Rica, y dejando su portería a cero. Tampoco en la zaga con Dani Carvajal, Raphael Varane, Sergio Ramos y Marcelo (tres de ellos con descanso el fin de semana), como la defensa de gala.

Son fijos y ha sido inamovible estando en buenas condiciones el trío de centrocampistas formado por Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric. Y en ataque junto al gran referente goleador Cristiano Ronaldo aparece Karim Benzema como la apuesta ciega de Zidane, indiferentemente del momento goleador por el que atraviese.

Así las cosas solo queda un puesto en el once y varios candidatos que se han ganado comenzar en Turín. Isco viene de una sola titularidad en los cuatro últimos partidos del Real Madrid, ausente en Gran Canaria tras regresar de la selección con ligeras molestias en la espalda. Decidir no forzarle le hace ganar puntos en la pugna. Si quiere aumentar la posesión y fiabilidad de la misma, es el candidato perfecto para Zidane que ya apostó por él en la final de Cardiff para la conquista de la última Copa de Europa.

Pero si el técnico francés quiere velocidad en la transición optará por recuperar la BBC con la entrada de un Bale que firmó tres tantos en un encuentro con Gales y un doblete a Las Palmas, asumiendo el liderazgo ofensivo madridista en el remate.