•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El propuesto combate de revancha entre Canelo Álvarez y Gennady Golovkin aparenta haberse esfumado aun más luego que una petición de GGG Promotions para escenificar un combate el 5 de mayo en el MGM Grand fuera incluido en la agenda de la Comisión Atlética del estado de Nevada.

De acuerdo al sitio web de la Comisión, el organismo se reunirá el jueves 5 de abril para discutir entre otros asuntos una “Solicitud de GGG Promotions, LLC para un permiso condicional para promover un evento de boxeo a ocurrir el 5 de mayo de 2018 en el MGM Garden Arena en Las Vegas, Nevada (condicionado a la posible cancelación del evento de boxeo del 5 de mayo de 2018 pautado en el T-Mobile Arena en Las Vegas Nevada copromovido por GGG Promotions, LLC y Golden Boy Promotions, LLC) para posible acción.

De hecho, es el único punto en la agenda de esa reunión, que aparenta ser extraordinaria, ya que la junta mensual sería el 18 de abril.

El director ejecutivo de la Comisión, Bob Benenett, presentó un pliego en donde recomendaba un periodo de inelegibilidad para Álvarez luego de este ser positivo a la ingestión de clembuterol en dos pruebas realizadas en febrero. De acuerdo con los reglamentos del organismo rector de boxeo en el estado, Álvarez podría ser suspendido por un año, lo que cancelaría de hecho el combate.

Varias señales

Esta nueva petición se suma a otras señales que han surgido en las últimas semanas. El MGM Resort, dueño de la T-Mobile, comenzó a ofrecer reembolsos a quienes ya habían comprado boletos a la vez que la cadena HBO, quien presentaría el evento a través del sistema PPV, lo retiró de su calendario.

La Comisión tiene pactada una visita disciplinaria para el 18 de abril, fecha en que está pactada su reunión mensual, apenas tres semanas antes de la fecha del combate, en donde el boxeador se espera se defienda de las acusaciones. Tanto Álvarez como la Administración Voluntaria de Anti Dopaje (VADA, por sus siglas en inglés), han señalado que el positivo fue debido a ingestión de carne contaminada mientras entrenaba en México.

De seguir las recomendaciones de Bennett, la Comisión podría castigarlo con un año de suspensión, lo que evitaría peleara en Estados Unidos. Esa inelegibilidad se podría reducir a seis meses si Álvarez admite culpabilidad.

Entre las posibles opciones para Golovkin se mencionan al campeón de la OMB Billy Joe Saunders así como a Demetrius Andrade. Un nombre que ha tomado fuerza es el del irlandés Gary O’Sullivan, que estaría pautado para pelear el día antes del propuesto combate de Álvarez-GGG. Tanto Golden Boy Promotions, como GGG Promotions, a través de sus respectivos oficiales, mantienen la esperanza de que el combate se pueda celebrar.