• |
  • |
  • END

El nadador francés Alain Bernard batió el récord del mundo de 100 metros libres con un tiempo de 46 segundos y 94 centésimas, este jueves en Montpellier, con lo que se convierte en el primer hombre que baja de los 47 segundos en esta distancia.

El francés, campeón olímpico del hectómetro, mejoró en las semifinales del campeonato de Francia la plusmarca planetaria que ostentaba el australiano Eamon Sullivan (47.05), desde el 13 de agosto de 2008 en los Juegos Olímpicos de Pekín.

“Sabía que viniendo aquí había condiciones para hacer algo. Lo he pasado muy bien. Ser el primero por debajo de los 47 segundos, es mítico...”, declaró Bernard al salir de la piscina.

El francés ya era el segundo hombre de todos los tiempos en haber nadado por debajo de los 48 segundos, en el campeonato de Europa de Eindhoven (Holanda) en marzo de 2008, cuando rebajó dos veces el récord del mundo.

Ésta es la cuarta vez que Bernard bate la plusma rca de la distancia reina en piscina larga y su éxito fue muy celebrado en las gradas del centro deportivo Antígona, en Montpellier.

“Sólo ver la alegría que esto da a la gente, no tiene precio. Siempre seré el campeón olímpico de 2008 y siempre seré el primero en haber bajado de los 47 (segundos). Es un gran orgullo”, explicó el nadador, que pronto cumplirá 26 años.

En esa ciudad del sur de Francia nadó con un nuevo bañador Arena que aún no ha sido homologado por la Federación Internacional de Natación (FINA), por lo que el récord del mundo no sería válido si el nuevo equipo no fuera homologado.

“Su fuerza es el trabajo y el deseo de ser campeón del mundo”, comentó el entrenador de Bernard, Denis Auguin, que dijo que no es fácil calcular la diferencia de tiempo que supone nadar con ese traje de baño u otro ya homologado por la FINA.

Tras conquistar el oro en Pekín, Bernard había anunciado que tenía como objetivo bajar de los 47 segundos. En el campeonato de Francia no tiene como reto clasificarse para el Mundial de Roma-2009 ya que tiene sellado su billete para la gran cita que tiene la natación este año.

Las semifinales del campeonato francés tuvieron un alto nivel y cuatro nadadores lograron cronos inferiores a 48 segundos, por lo que la final del viernes se presenta apasionante. Salvo Bernard, el resto lucha además por la clasificación para la gran cita de la capital italiana.

“Es un récord del mundo en la prueba reina. Esto me gusta primero por él, luego por la natación francesa y después por mí”, declaró Christian Donzé, que ocupa el puesto de director técnico del equipo de Francia desde enero.