•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el selecto grupo de lanzadores de los Toros de Chontales (10-2), equipo de inicio impresionante en la actual edición del Germán Pomares, hay uno que está luciendo prácticamente indescifrable. Su nombre es Apolinar García y con su picheo efectivo se ha convertido en pieza clave del equipo chontaleño, sobre todo en los cierres de juegos garantizando victorias. Con balance de 1-0, efectividad de 0.00 y registro de seis juegos salvados en un total de siete partidos finalizados, no hay forma de discutirle a García su incidencia en el gran momento que atraviesa la tropa dirigida por Omar Cisneros. 

“Confiaba en hacer un gran trabajo en este inicio de temporada, pues para eso me preparé al máximo. Gracias a Dios las cosas me han estado saliendo bien y creo estar respondiendo a la confianza que el equipo ha depositado en mí. Me encomendaron ser el cerrador y he funcionado como tal, pese a que me gusta más el rol de abridor”, le dijo Apolinar al colega Joel Campos de Radio 800. 

Los números de García en el primer mes de competencia son sencillamente impresionantes. En un recorrido de 9.2 episodios lanzados ha ponchado a 14 rivales y solo ha regalado cuatro bases por bolas, exhibiéndose como un tirador al que poco puede cuestionársele sobre el control de sus picheos. Asimismo, Apolinar se ha mostrado invulnerable ante bateo contrario, y para constatarlo solo hace falta echarle un vistazo al dato que señala que tras enfrentar a 34 peloteros, solo ha permitido cinco imparables, ninguno de los cuales ha sido extrabase.  Simplemente dominante. 

La próxima serie de los Toros de Chontales será contra Estelí, equipo ante el cual Apolinar García, cerrador consistente y dominante, buscará seguir con su alarde de efectividad, así como lo ha hecho en las series contra Río San Juan, Masaya, León y Rivas, el actual campeón del Pomares.