•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Roma visitará esta tarde (12:45) al Barcelona en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones sin más objetivo que salir con la eliminatoria viva del fortín azulgrana, un Camp Nou donde el Barsa no pierde en competición europea desde 2013.

Desde entonces, el equipo español ha sumado 23 triunfos y dos empates, superando a sus rivales por un global de goles de 77 a 12.

El Barsa, además, anda con paso firme en la Liga (donde es líder intratable con 11 puntos de ventaja sobre el Atlético) y en Champions no conoce la derrota esta temporada (5 victorias y 3 empates).

Frente al Barcelona estará una Roma mucho más irregular, tercera en la Serie A, pero a 18 puntos de la Juventus, y en Europa ha perdido dos encuentros (2-0 ante el Atlético en la fase de grupos y 2-1 ante el Shakhtar en octavos).

El Barcelona es un habitual en estas instancias, jugando los cuartos de final de la Champions por undécima temporada consecutiva (récord), mientras que el equipo italiano lo hará por primera vez en la última década.

La última visita de la Roma a Barcelona se saldó, además, con una abultada derrota por 6-1. Todo ello podría indicar que será una eliminatoria muy desigual, con claro favoritismo para los catalanes, pero el futbol ha demostrado muchas veces que no siempre gana el mejor.

La Roma llega en un buen momento de forma, pese al empate concedido el pasado sábado en Bolonia, que rompió una racha de cuatro triunfos consecutivos, incluido el 1-0 ante el Shakhtar que sirvió para voltear la eliminatoria de octavos.

Alisson en España 

Uno de los atractivos del partido será la presencia del brasileño Alisson Becker en el arco romano, en momentos en los que la prensa española coloca al ex de Internacional de Porto Alegre en el punto de mira del Real Madrid para la próxima temporada.

Los únicos quebraderos de cabeza para el técnico Eusebio di Francesco será la ausencia por lesión del joven turco Cengiz Ünder, autor de goles importantes, y sobre todo, la duda del belga Radja Nainggolan, uno de los puntales en el centro del campo para contener el juego azulgrana. Pese a estar con molestias, el jugador ha viajado a Barcelona.

Por parte azulgrana, la única baja será la del defensa francés Lucas Digne, que tampoco trastocará los planes del técnico Ernesto Valverde, porque no es uno de los habituales titulares. Sergi Busquets, que se lesionó en la eliminatoria contra el Chelsea está recuperado y podrá jugar.

Valverde insistió en el peligro de un exceso de confianza: “No es ninguna sorpresa que la Roma esté en cuartos. Es un gran equipo, que juega bien en ataque y en defensa. No lo tendremos fácil”.

No obstante, el Barsa jugará con la ventaja de contar con Lionel Messi en sus filas y como demostró el sábado en Sevilla (jugó la media hora final y el resultado pasó de 2-0 a 2-2), el argentino es capaz de cambiar el rumbo de un partido por sí mismo.