•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin goles, vencedor, ni vencido: el Derbi de la capital lombarda entre Milan e Inter, aplazado a este miércoles por la muerte del capitán de la Fiorentina Davide Astori, resultó más decepcionante para los aficionados que para los dos equipos, que sumaron un punto (0-0) que les acerca a sus objetivos de la temporada.

El resultado benefició, asimismo, a la Roma que poco antes de saltar al Camp Nou para disputar la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones vio como ninguno de sus perseguidores sumaba de tres en tres para cuestionar su tercer puesto.

El Milan de Gennaro Gattuso, que llegaba de perder ante la Juventus (3-1) su primer partido desde mediados de diciembre, sumó un punto que le deja en sexto puesto, con cuatro más que su inmediato perseguidor, el Atalanta.

Al Inter de Luciano Spalletti, por su parte, el punto cosechado le sirve para ampliar a dos su margen con el quinto clasificado, el Lazio, con el que pugna por el último puesto que da acceso a la Liga de Campeones.

El partido fue equilibrado. El delantero argentino del Inter Mauro Icardi, erró dos ocasiones que no suele perdonar, una de ellas en el tiempo extra (90+3). 

Por el lado milanista el central Leonardo Bonucci estuvo cerca de superar al meta esloveno Samir Handanovic en el minuto 22.

Renacimiento de Belotti 

En los otros partidos disputados este miércoles, el Torino (10º) ganó su segundo duelo marcando cuatro goles (4-1) en las cuatro últimas fechas. En esta ocasión su rival fue el Crotone (18º), que a diferencia del conjunto turinés deberá seguir peleando por la permanencia. El partido significó el renacer de Belotti, quien la temporada pasada había anotado 26 goles en la Serie A, una cifra muy superior a los 9 de este curso.

El español Iago Falqué, que también marcó, logró su segundo tanto en cinco días con el ‘Toro’, aunque el protagonista del choque fue Andrea Belotti que firmó un ‘hat-trick’.

En el duelo por escapar de los puestos de descenso el Chievo Verona (14º) dio un paso al frente al empatar 1-1 ante un Sassuolo (15º) que sigue en crisis y que jugó más de una hora con un hombre menos.

Por último, un prácticamente desahuciado Benevento infligió un serio correctivo (3-0) a su predecesor en la tabla, el Hellas Verona.

Los dos aspirantes al título, Juventus y Nápoles, sí que habían jugado sus encuentros de esta jornada, ya que estaban programados para la víspera de la fecha en la que se murió el capitán de la Fiorentina Davide Astori, la noche del 3 al 4 de marzo.