•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Mánchester City aplazó al menos una semana la celebración del título de la Premier League a su vecino City tras imponerse en el derbi por 3-2, en el último partido del sábado de la 33ª jornada del campeonato inglés.

Los hombres de Pep Guardiola creían tener cerca el título cuando se colocaron 2-0 con los goles del belga Vincent Kompany (25) y el alemán Ilkay Gúndogan (30), pero el United volteó el marcador con doblete del francés Paul Pogba (53 y 55) y un último gol de Chris Smalling (69).

 Lea: Un triplete de Dybala permite a la Juventus fortalecer su liderato

El City tenía suficiente con un triunfo sobre su máximo rival para lograr el quinto título de Inglaterra de su historia, el tercero desde 2012.

Chris Smalling (69) anotó el gol de la victoria para el United. Foto: AFP/END

"No quería perder contra el City, la derrota de la temporada pasada está todavía en mi cabeza. Si ganaban y eran campeones para nuestros hinchas hubiera sido como morir. Perder contra el City y verles festejar, no podía dejar que eso ocurriera", destacó Pogba.

"No queríamos ser los payasos en la fiesta del City", añadió de forma gráfica el otro goleador, Smalling.

- Pogba, héroe en tres minutos -

El equipo de Guardiola tendrá que reponerse pronto de la decepción de no poder festejar el título, ya que el martes deberá tratar de remontar un 3-0 contra el Liverpool si quiere clasificarse para las semifinales de la Liga de Campeones.

"Felicidades al United. Ahora toca levantarse y estar concentrados para el martes", declaró Guardiola.

"Es la primera ocasión en la que perdemos dos partidos seguidos. Ahora tenemos que recuperarnos y seguir", añadió.

Tras el varapalo europeo, el derbi no parecía ser una prioridad para Guardiola, que dejó en el banquillo a varios de sus titulares; Kevin de Bruyne, Aymeric Laporte, Kyle Walker, Gabriel Jesus o Sergio Agüero, que volvía tras superar una lesión.

Desde los prolegómenos el Etihad Stadium se preparaba para festejar la Premier League pero el United, en un arranque de orgullo, aguó la fiesta.

En la primera parte Kompany, con un potente cabezazo, y Gundogan, con una estética ruleta en el área antes de chutar, provocaron que los hinchas empezaran a descorchar el champán.

Paul Pogba (53 y 55) empató el partido luego de estar perdiendo 2-0. Foto: AFP/END

Pero Pogba se convirtió en el héroe de los Red Devils en tres minutos. Primero aprovechó una fenomenal asistencia con el pecho del español Ander Herrera y justo después ganó en el salto al argentino Nicolás Otamendi para marcar de cabeza.

 De interés: El Bayern Múnich es campeón de Alemania por sexta vez consecutiva

Finalmente Smalling, al rematar un golpe franco lanzado por el chileno Alexis Sánchez, protagonista de una gran actuación, hizo el improbable 3-2.

Los Citizens, tocados en lo físico y en lo moral, no fueron capaces de reaccionar ante un United desencadenado que festejó el triunfo casi como si de un título se tratara.

"Mi objetivo aquí era sumar puntos y no el de fastidiarle la fiesta a nadie", dijo Mourinho, que no dudó en quién ganará el campeonato: "Nuestro objetivo es acabar segundos y quiero felicitar al City porque van a ganar el título de manera justa".

- El Liverpool se queda sin pólvora -

Precisamente, tres días después de su hazaña contra el City, el Liverpool (3º) solo pudo empatar (0-0) como visitante en el derbi de la ciudad contra Everton (9º).

En la clasificación, los Reds (67 puntos) se alejan un poco más de la segunda plaza del Mánchester United (71).

Su técnico Jürgen Klopp decidió hacer cambios para hacer descansar a sus jugadores más importantes para el partido de vuelta de cuartos en el campo del City.

El ataque del Liverpool se vio transformado e ineficaz. Mohamed Salah, lesionado contra los 'Citizens', no estuvo en el derbi, aunque, antes del partido, Klopp se mostró confiado sobre su presencia en el Etihad Stadium el martes.

Sin el brasileño Roberto Firmino, que comenzó en el banquillo, solo Sadio Mané fue alineado al lado de Dominic Solanke y Danny Ings en el tridente ofensivo, incapaz de marcar.

Tres días después de su hazaña contra el City, el Liverpool (3ro) solo pudo empatar (0-0) como visitante en el derbi de la ciudad contra Everton (9no).. Foto: AFP/END

Cuarto en la tabla con los mismos puntos que el Liverpool (67), el Tottenham venció 2-1 en la cancha del Stoke (19º) con un doblete del centrocampista danés Christian Eriksen (52 y 63), en el partido que supuso la reaparición en el once titular con los 'Spurs' de Harry Kane.

 Además: Griezmann y Bale, ¿su último derbi?

Además, entre dos equipos de la zona media, el Newcastle (10º) sorprendió (2-1) al Leicester (9º) con un gol del español Ayoze Pérez (75).

En la pelea por no descender el Crystal Palace (17º) empató 2-2 ante el Bournemouth (11º), mientras que el Huddersfield (16º) igualó 1-1 ante el Brighton (13º). El Swansea (15º) y el colista West Bromwich lograron el mismo resultado.

Finalmente el sorprendente Burnley (7º) ganó 2-1 al Watford (12º), en el que marcó un gol el argentino Roberto Pereyra (61).