•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de caer 4-2 en el primer desafío el pasado viernes en Matagalpa, los Tiburones de Granada les ganaron 2-1 la serie a los Indígenas tras imponerse por nocaut de 12-1 el sábado y por paliza de 12-3 en la jornada dominical. Exhibiendo una ofensiva abrumadora, capaz de sumar 26 anotaciones en 3 juegos, los sultanecos, comandados por Iván Marín, Luis Rocha y Jimmy González, mejoraron su balance a diez victorias con cinco derrotas, mientras que los norteños, víctimas de un picheo peligrosamente vulnerable cayeron a once triunfos con cuatro reveses. 

En el duelo de ayer, los granadinos tomaron las riendas del encuentro desde el propio primer episodio, cuando por medio de un hit de Iván Marín, un golpe a Darwin Sevilla, un toque de sacrificio de Luis Rocha y un roletazo por la tercera base de Juan Sandoval se adelantaron 1-0 ante el abridor matagalpino Walter Reyes. Una entrada más tarde, ampliaron la ventaja a 2-0 gracias a doblete de Milton Martínez y sencillo de Harold Morales. Iván Marín ha conectado de imparable en los 15 juegos que ha disputado con los Tiburones.

Fue hasta en la apertura de la tercera entrada que los del norte reaccionaron y empataron el encuentro. La primera anotación fue producto de infieldhit de Fausto Suárez y cañonazo de Daniel Hernández, mientras que la segunda fue propiciada por un mal tiro del lanzador Julio Raudez a la intermedia.  

Además: Granada humilla a Matagalpa

Dominio absoluto

Con la pizarra empatada, Granada siguió con su plan de producir carreras por montón. En la parte baja de tercer capítulo explotaron a Reyes con hits de Sevilla y Rocha y sacudieron al relevista Francisco Valdivia con un triple de Sandoval que modificó el marcador a 4-2. Desde entonces todo lo bueno fue para los granadinos, quienes en el cierre del cuarto fabricaron dos anotaciones más gracias a doble de Norvin Cabrera, triple del encendido Iván Marín y doblete de Sevilla. Una entrada más tarde, aprovechando un cañonazo de Harold Morales, se alejaron 7-2. 

Los matagalpinos, aturdidos todavía por el nocaut de la jornada anterior, hicieron el intento de cambiar su realidad sombría y en la apertura del sexto intentaron meterse en el encuentro, pero solo pudieron cosechar una carrera. Por su parte, los sultanecos con su explosivo bateo y en el séptimo reformaron la pizarra a 10-3 como resultado de un jonrón con dos en circulación de Jimmy González. Luego, en el octavo, acabaron con su festival de carreras con un doble de Bayardo Dávila Jr. que estableció el definitivo 12-3. Ganó Cairo Murillo Jr., en labor de relevista y perdió Walter Reyes. 

Te interesa: Cheslor y Blandino se van en blanco

Indios batallan

A los Indios del Bóer no les fue tan fácil ganarles 2-1 la serie a los Productores de Boaco, como todos habían pronosticado. El equipo de la capital perdió 5-4 el viernes, tuvo que llevar su ofensiva al máximo nivel para ganar 13-9 el sábado y ayer volvieron a recurrir a ese bateo tan productivo para imponerse 13-7. El triunfo se lo adjudicó Roger Marín, la derrota fue para Irving Obando. Por los Indios, Wuillians Vásquez y Brian Montiel conectaron un cuadrangular cada uno.

El otro equipo de la capital, los Dantos, sí cumplió con los pronósticos al ganarle por barrida la serie a los Cañoneros de Madriz luego de haber ganado el duelo de ayer con pizarra de 2-0 gracias a una brillante labor monticular de Samuel Estrada, quien llegó a tres victorias, y a un gran relevo de Ronald Medrano, quien se apuntó su cuarto salvamento del año. 

Por su lado, al actual campeón, el Frente Sur Rivas, les ganó 2-1 la serie a los Gigantes de Zelaya Central luego de haber ganado 4-1 en la jornada dominical. El éxito fue para Pedro Torres y el fracaso para Yorling Delgadillo.  Una de las sorpresas de este fin de semana la protagonizó Jinotega, que tras imponerse este domingo con pizarra de 3-2 le ganó la serie 2-1 a Chinandega, uno de los mejores equipos en el primer mes de la temporada. 

Por barrida

Por su parte, la Costa Caribe sí cumplió con los pronósticos y tras imponerse ayer 4-2 completó la barrida ante las Fieras del San Fernando. La victoria fue para Horace Rigby y la derrota para Kevin Reyes. Por su lado, en otra de las sorpresas de la quinta jornada del Pomares, el conjunto de Nueva Segovia le ganó 3-0 la serie a Carazo, luego de haberse impuesto este domingo con marcador de 5-1, siendo el ganador Marlo Rugama, el perdedor Kevin Valle y el responsable de salvar el juego Adonis Acuña. En el estadio Héroes y Mártires, los Leones de León vencieron por nocaut de 12-2 a los Defensores de Río San Juan y de esta forma completaron la barrida en la serie. Ganó Eduar Jiménez y perdió  Darling Rodríguez. La otra barrida la protagonizó el conjunto de los Toros de Chontales, quienes sometieron 5-4 a Estelí. Jasser López fue el ganador y Josué Espinoza el perdedor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus