Edgard Tijerino
  • |
  • |
  • END

dplay@ibw.com.ni

¡Cuántas intrigas! ¿Por qué hay elecciones del Comité Olímpico hoy? ¿Acaso no había quedado todo escrito con la intervención del Ministerio de Gobernación y la elección de un Comité Ejecutivo presidido por Emmett Lang? ¿Qué impidió que ese ejecutivo tomara posesión mientras el tiempo pasaba? ¿Por qué salieron sigilosamente hacia México, Emmett Lang, Julio Rocha y Carlos García para reunirse con la gente de la Odepa? ¿Cómo fue posible que se aceptara hacer otra elección programada para hoy en el Holliday Inn? ¿Por qué se tardó en cumplir el requisito de terminar la intervención de Gobernación, que no tenía ningún pito que tocar?
Nunca apareció un comunicado orientador, pero…¡qué importa todo eso si el CON nunca ha sido verdaderamente trascendente en nuestro deporte! Lo importante es que con el regreso de Emmett a la Presidencia del CON se le pueda dar nueva forma, más contenido y suficiente fondo a este organismo. Así que debería aferrarse con uñas y dientes a ese propósito.

Veo en las planchas, tanto en la de Emmett –claro favorito por amplio margen- como en la de Moisés Hassan, ambos ex –Presidentes de este organismo, algunos nombres de gente que nunca ha tenido la menor incidencia por su evidente inutilidad. No voy a citarlos, porque no es necesario. Uno sabe -como el caso de los diputados-, cuando ha estado tanto tiempo en una gestión sin hacer nada, y no es útil.

Al mismo tiempo, uno ve cierta gente disponible que, juntando esfuerzos alrededor de experiencias y nivel de desarrollo conseguidos, pueden llegar a formar un equipo de trabajo lo necesariamente funcional, en el intento de fortalecer un poco nuestro pequeño y obviamente enclenque deporte.

Julio Rocha –bien conocido por Emmett por haber trabajado juntos largo tiempo con gran entendimiento- no está compitiendo por haber quedado en desventaja. ¿Impide eso contar con el aporte del dirigente deportivo con mayor preparación que tenemos a mano? Si Julio, con maestría en Administración Deportiva, es capaz de manejar cursos en todo el sector del Caribe; trabajar como Comisario de la FIFA en fases eliminatorias y finales de Copas del Mundo; si fue Presidente de Uncaf y tiene una amplia red de relaciones internacionales. ¿Por qué no aprovecharlo?
No hay quien domine mejor que Marlon Torres la problemática interna del deporte nacional conociendo muy bien a cada uno de sus protagonistas con virtudes y defectos. Naturalmente que tiene una gran importancia, como también Félix Correa, quien ha atravesado por diferentes cursos de adiestramiento en el firmamento olímpico y conoce el CON tan bien como Fidias el Partenón.

Gente con trayectoria como William Genet y Walter Martínez, que se han fogueado lo suficiente y realizado tantos trabajos en etapas de mucha dureza, deberían ser aprovechados junto con varios más, en un momento como éste, que Emmett puede convertir en conciliador, en beneficio de un CON efectivo, no sangrando por las venas que han abierto, gente de comprobada inutilidad, que deberían ser borrados del presente y el futuro, por no tener significado.


Emmett tiene que estar claro de eso, y hay tiempo antes de proponer candidatos a diferentes puestos esta mañana en el Holliday.