•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez está saludable y listo para volver a Grandes Ligas. De eso no hay dudas y menos después de su gran presentación de anoche con el Tacoma Rainiers, equipo sucursal Triple A de los Marineros de Seattle. El derecho rivense permaneció durante cuatro episodios completos en el montículo y solo permitió dos imparables y una carrera limpia, dejando su efectividad en 2.25. En su labor no otorgó bases por bolas y propinó un ponche, enviando señales de estar completamente recuperado de la tensión menor en el torso que lo afectó durante los entrenamientos primaverales.

Tras permitir par de incogibles y una carrera en tan solo el primer episodio, Erasmo tomó las riendas del encuentro y retiró en fila a los siguientes nueve bateadores que enfrentó, hasta que en el cuarto, su último inning de trabajo, A.J. le conectó el tercer cañonazo. Erasmo lució saludable mientras retiraba con autoridad a sus rivales. Esta es la segunda apertura que realiza como parte de su proceso de recuperación, luego que el pasado sábado lanzara tres episodios en Clase A Fuerte.

Se proyecta que Erasmo esté de regreso  con los Marineros a finales de este mes y como lo ha asegurado el mánager Scott Servais, llegará para ocupar el cuarto puesto en la rotación de Seattle. Ramírez, cuya balance de por vida en Las Mayores es de 30 victorias con 35 derrotas, buscará este año aproximarse a su mejor temporada, que fue la del 2015 mientras lanzaba con los Rays de Tampa Bay, con quienes ese año coleccionó 11 triunfos con seis reveses. 

Blandino sigue en blanco

Por su parte, Alex Blandino continúa sin poder conectar su primer imparable en Grandes Ligas. El pelotero estadounidense de padre nica falló en tres visitas al cajón de bateo en la derrota de los Rojos de Cincinnati 13-4 ante los Cardenales de San Luis, con lo que llegó a siete turnos malogrados en su primera estancia en el mejor beisbol del mundo. Alineado como octavo bate y defensor de la tercera base, Blandino falló en elevado al jardín derecho en el segundo inning, conectó un rodado a la antesala en el tercer episodio y se ponchó en el sexto. Como consecuencia de este mal inicio, Alex no ha podido mover su promedio ofensivo de .000.

Cheslor Cuthbert estuvo en la banca en el juego que los Reales de Kansas City perdieron 7-1 ante los Angelinos de Los Ángeles. El nica batea para 222 puntos.