•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rommel Caballero empató con el mexicano Erick Rodríguez la noche del jueves en el Fantasy Spring de Indio, California. La pelea duró tres minutos, solamente un asalto, un corte en el parpado izquierdo del azteca producido por un choque de cabezas accidental acabó con el pleito pactado a cuatro asaltos. Inicialmente parecía que le darían el triunfo al nica-estadounidense, pero posteriormente el anunciador dijo que era un empate. 

Al margen de un efecto anecdótico por el tema del cabezazo, en tres minutos, Rommel dejó algunos destellos importantes de lo que podría mostrar de cara al futuro cuando su carrera profesional ya esté en pleno desarrollo. Caballero tuvo buenos desplazamientos, solvencia defensiva, tomó la iniciativa, tiró algunas combinaciones, eso sí, su golpeo no fue contundente, no hubo ningún golpe de poder que aturdiera al mexicano. 

Este viernes desde Los Ángeles, el periodista Danny Espinoza, un hombre muy cercano a la familia Caballero y que mantiene un buen contacto con Robert Díaz, concertador de combate de Golden Boy Promotions, contó que esta empresa meterá un recursos ante la Comisión de California para que cambie el resultado y que este en vez de empate se convierta en triunfo a favor de Rommel.

Al parecer hubo una mala interpretación con el tema del corte. El médico del ring dio luz verde para que continuara el combate, sin embargo el mexicano externó que no podía ver por la sangre y decidió no salir a pelear. El réferi dijo: ¡No más! La pelea en teoría debió ser decretada como nocaut si las cosas ocurrieron de esa forma, de lo contrario si fue por el choque de cabeza debía ser un “No contest”.

Por ahora, Caballero regresó ayer al gimnasio para prepararse de cara a su segundo choque profesional, el cual está programado para el próximo 23 de mayo en un evento privado de la Fundación Sugar Ray Leonard.