•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a los méritos acumulados por la mayoría de los seleccionados, sigo pensando que será necesario quitar el pie del acelerador en esto de las inducciones a nuestro Salón de la Fama del Deporte. La rigurosidad se exige en lo referente a quienes han logrado alcanzar lo que entre nosotros puede calificarse como proezas; edificar cifras realmente impresionantes; extenderse con trayectorias abrillantadas; ser realizadores de hechos recordables capaces de provocar repercusión y permanecer fijos en la memoria. Estos son los nuevos miembros de nuestro Salón.

Adonis Rivas

La figura más dominante en esta promoción del 2018, es el púgil Adonis Rivas, un dos veces Campeón Mundial en las categorías de 115 y 112 libras, derrotando en 1999 al azteca Diego “Peluche” Morales y en el 2002 al colombiano Jahir Jiménez, en este último caso disputando el cetro vacante, no arrebatando cinturón OMB como ocurrió con Morales. Aquí realizó una pelea titular recordable con el mexicano Joel Luna Zarate, y en su trayectoria de 39 peleas, el humilde muchacho del barrio Ermita de Dolores en León, solo fue enviado dos veces a la lona, por el argentino Omar Narváez y el mexicano Jorge “Travieso” Arce. Peleador de coraje a prueba de balas, empeñado en derribar montañas de factores adversos, Adonis logró abrirse paso sin hacer ruido hasta provocar el gran impacto con su coronación. Su inclusión en el Salón, obtuvo la unanimidad de los 21 votos.

Bayardo Cuadra

Estimado y respetado como una personalidad, no solo en el sector deportivo, sino como historiador, dueño de una opinión que siempre vale la pena escuchar, el Ing. Bayardo Cuadra, es un permanente material de consulta, como lo he comprobado cada vez que lo necesito, sacándome de dificultades en muchos trabajos…Además, elaborador de crónicas para el archivo en diferentes medios, y con presencia en espacios radiales y televisados, Bayardo se ha caracterizado por su sencillez encima de los vastos conocimientos. Se trata de un apasionado por el beisbol, nacido en la lejanía de 1936, padre de cuatro hijas, culturalmente multifacético y persona exigente con él mismo, es decir, un buen ejemplo de comportamiento. Recibió 20 de los 21 votos.​

Genaro LLanes

Un catcher de bravura próxima a la temeridad y bateador cargado de peligro, muy oportuno, con un nivel de rendimiento sostenido a lo largo de 16 años en nuestra liga, y con la Selección Nacional entre 1988 y 1995. Nacido en septiembre de 1961, Genaro fue uno de los pilares esenciales de aquel Chinandega en la recta final de los 80 y el inicio de los 90, transmitiendo la misma confianza que en los torneos internacionales. En el subcampeonato de Serie Mundial amateur logrado en Edmonton 1990, se elevó hasta 353 puntos y en la Copa realizada en Barcelona en 1991, registró 400 puntos. Se caracterizó por ser disciplinado. Consiguió Genaro 20 de los 21 votos.

Carlota y Fanny

Dos jugadoras de baloncesto aparecen en pantalla: Fanny Solís y Carlota Green. Las vi jugar y fueron fabricantes de emociones en una época en que el plato fuerte del básquet casero, era ver a las muchachas. Algo de incidencia consiguió el Campeonato Centroamericano femenino obtenido en el ombligo de los años 60 con Fanny muy jovencita, juntándose con Thelma Platt, quien sacudía los cestos frenéticamente. Con suficiente fortaleza física, buena técnica y certero cañoneo, Fanny logró hacerse notar produciendo cifras…Era un tiempo en que la talentosa y desequilibrante Carlota, figura cumbre del UCA, comenzaba a crecer en los torneos escolares, mientras se agotaba la década de los años 60. Gracia, cadencia, destreza y disparo, incluso desde afuera, hicieron de Carlota, hija de “La Gacela” Eduardo Green, como David, Isabel, Johanna, Milena, y resto de los Green, una de las estrellas más visibles de lo que me pareció fue el final de una era. 

Martin Fletes

Lamentablemente fallecido temprano, Martín Fletes incursionó en el futbol pinolero mostrando flexibilidad, ímpetu, capacidad de desborde y contundencia. Difícilmente podemos encontrar una fotografía de Martín en la que no se encuentre maniobrando en el área, generando peligro,  como tantos otros chavalos del Centro Juvenil Don Bosco, logró proyectarse desde las divisiones menores del equipo América, que estuvo siendo manejado por el recordado Arturo Angarita, y en pleno desarrollo se vio involucrado en la conquista de cuatro títulos nacionales, uno con los Búfalos y tres con el América, formando parte de Selecciones Nacionales entre 1976 y 1986. En futbol, las valoraciones de estrellato son difíciles. En más de un siglo, este deporte se ha visto limitado, aunque su crecimiento en estos tiempos es llamativo.

Bayardo Cuadra

Luby y Walter 

Nunca opino de lo que no sé, y de lo que no he visto. La última generación de voleibolistas que pude ver, fue la de Bertha Cuadra, Isabel Morales, María José Blanco, Ana Cecilia Castillo, Jenny Soto, y más adelante al grupo que encabezó Judith Blandino, así que en el caso de Luby Rodríguez, tengo que someterme al informe de sus actuaciones más destacadas, que certifican su notoriedad y sus méritos para conseguir 20 votos asegurando su ingreso al Salón; en tanto en tiro, ni me pregunten, aunque he leído lo suficiente sobre la trayectoria que trazó Walter Martínez a quien entrevisté varias veces tratando de conocer algo, y quien siempre compitió en desventaja de equipamiento, lo cual engrandece sus logros, que son muchos en la revisión de su curriculum, con participación en Centroamericanos y del Caribe y en Panamericanos. Walter también se hizo merecedor a 20 de los 21 votos.

Estos son los ocho nuevos miembros del Salón de la Fama que brillarán en la ceremonia del sábado 5 de mayo, posiblemente en el Hotel Crowne Plaza.