•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la lectura previa del combate contra Daigo Higa, el campeón mundial Cristofer González se imaginó un final como el que sucedió la madrugada de este domingo, con un boxeador japonés lastimado, abandonando el combate.

Pero no fue Higa el que tomó esa decisión, sino sus entrenadores, quienes tras ver la paliza que Cristofer le estaba propinando al nipón en el noveno asalto, decidieron decir: ¡No más!

“Nosotros nos imaginábamos a un Higa destrozado, tenía en mente un desenlace así, al final fueron los entrenadores los que no quisieron que él siguiera. Siempre les dije que la pelea sería así, que tal vez no iba a poder tumbarlo pero sí que provocaría que no saliera a pelear”, señaló González. 

González hizo un análisis del combate, diciendo que “los primeros rounds fueron para desenfocarlo, no me desplacé, me quedé a la media distancia, en el tercer asalto ya me intenté parar un poco más, él me metió unos volados de derecha y no le sentí la pegada. Cuando llegué a la esquina Roger me preguntó si le sentía las manos y entonces le dije que me iría encima de él”.

El nuevo campeón mundial considera que el hecho de no dar el peso, le afectó severamente al japonés. “Pudo afectarle mucho, porque perder un título en la báscula es algo penoso, fue duro eso”, dijo.

“Le bloqueé casi todos los ganchos, los que me conectó no los sentí, la verdad no me dolieron, cuando intentó solo castigarme abajo ya lo tenía bien golpeado, yo sí le conecté varios ganchos de izquierda, lo escuché pujar por mis ganchos y le decía: ´Te dolieron verdad´, Higa se fue frustrando poco a poco”, finalizó González.

El boxeador tiene previsto llegar hoy a Managua, a la 5:00 p.m.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus