•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Este chavalo será campeón del mundo y te sacará de la pobreza”, le dijo antes de morir Rogelio González a su hermana Julia González. Ese muchacho al que se refería el “Tío” Rogelio era Cristofer González, originario de la colonia Nicarao, convertido hoy en campeón del mundo después de derrotar a Daigo Higa, adjudicándose el cetro vacante 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Y es que fue don Rogelio quien inició a Cristofer en el boxeo cuando apenas tenía 11 años. “Comenzamos una casa que tenemos en los Laureles Sur. Un tío que está en Estados Unidos, Martín, él mandó todo el equipaje y se montó un gimnasio”, cuenta Cristofer. “Me metí en el boxeo porque me gustaba. Desde pequeño me peleaba con muchachos del colegio y no sabía nada de boxeo”, agrega.

Alejado de cualquier vínculo con su padre, Cristofer y sus dos hermanos, Justin y María Irene, salieron adelante gracias al apoyo de su familia y por supuesto el de su mamá, quien fue boxeadora amateur y es prima de Román “Chocolatito” González.  “Mi tía Dela y mi tío Martín que viven en Estados Unidos siempre me apoyaron. Nunca me crié con mi papá, mi mamá fue padre y madre para mí y mis hermanos, y siempre ha estado conmigo; me acompaña a todos lados”, asegura. 

Doña Julia, quien estuvo en Japón en la coronación de su hijo, rememora un poco los momentos difíciles que pasó cuando le tocó cargar sola con la responsabilidad de sus tres hijos. “Tengo que destacar que a mí me brindó la mano mi familia, dos personas importantes como Dela González y Martín González, ellos siempre nos han apoyado en todo. Al principio todo fue difícil porque uno busca salir adelante por sí solo, tuve mis trabajitos para sacar adelante a mis hijos, cuando estuve sola tenía un carrito de hot dog, vendí melcochas, fui ayudante de albañilería. Actualmente trabajo de operadora de limpieza en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino”, explica. 

“Fue una gran emoción ver a mi hijo coronarse y cómo le cumplió a su tío Rogelio. Él me decía: ‘Este chavalo jodido será campeón, te va a sacar de la pobreza´. Dios quiera que Cristofer tenga disciplina porque este es el principio de lo mejor en su carrera”, agrega.

El camino al título 

Un 25 de mayo de 2013, Cristofer “El Látigo” González hizo su debut en el boxeo profesional. En aquel entonces el muchacho era promovido por Marcelo Sánchez, quien le consiguió más de 14 combates, incluyendo uno en Inglaterra ante Khalid Yafai, campeón mundial 115 de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Pero Cristofer decidió tomar otro camino y en septiembre de 2016 comenzó a trabajar bajo el abrigo de Nica Boxing de Pablo Osuna y WRAM Boxing de don William Ramírez. Su proceso de desarrollo se aceleró, empezó a pelear contra rivales extranjeros de forma más seguida, hizo dos combates fuera de Nicaragua, se hizo campeón latino e internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), hasta que sus manejadores pudieron concretar el pleito de título mundial ante el japonés Daigo Higa.