•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En medio de un ambiente de júbilo y festividad, arribó anoche a Nicaragua Cristofer González, el nuevo campeón mundial 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que sorprendió al noquear al japonés Daigo Higa la madrugada del domingo en la Arena Yokohama, en Japón, donde se convirtió en el monarca número 13 en la historia de nuestro país.

Cristofer fue recibido por sus familiares y amigos, en el área VIP del Aeropuerto Augusto C. Sandino para reconocer la hazaña del muchacho originario de la colonia Nicarao. En el acto también estuvo Maurice Ortega, hijo del presidente Daniel Ortega, y por supuesto algunos peleadores importantes de la promotora Nica Boxing como Félix Alvarado y el excampeón mundial matagalpino Byron “El Gallito” Rojas. 

Sin duda, la presencia de Román “Chocolatito” González, primo del nuevo campeón, adornó el recibimiento festivo. Román habló sobre lo que le espera a Cristofer en esta nueva etapa. El tetracampeón fue sparring del muchacho durante su preparación, trabajando mucho los ganchos de izquierda, el arma más contundente del japonés. 

 “Cristofer un caballete, solo los caballos ganan fuera de Nicaragua, es un muchacho esforzado. Cristofer es buenísimo, iba minando poco a poco al japonés, con los ganchos lo fue dominando poco a poco, a los japoneses no les gusta perder por nocaut. Cristofer le aguantó el golpeo al japonés por esa gran condición física, él puede ser tricampeón mundial siempre y cuando ponga de su parte”, dijo Román, quien le aconsejó a su primo hacer varias defensas en Japón. 

Román “Chocolatito” González y Cristofer González.

“Vienen buenas bolsas para Cristofer, yo le aconsejo que pelee en Japón, allí está el mejor mercado, tiene mucho talento, tiene que cuidarse. Me gustaría ayudarlo siempre y cuando se pueda. Me gusta su estilo, Cristofer es un muchacho que va hacia adelante, combinó sus manos como nunca antes lo había visto, él tiene que ir mejorando poco a poco. Vienen momentos difíciles pero también tiempos agradables”, agregó el tetracampeón, quien no confirmó si regresará al ring el 5 de mayo. “Se está hablando de eso, mientras solo sigo entrenando”, se refirió. 

 “Aún no lo creo”

Cristofer agradeció  el apoyo en las redes sociales de las personas que confiaron en él. “Todo esto se logró gracias al apoyo de mis manejadores, de mi familia y por supuesto de las personas que me alentaron en las redes. Dije que daría todo por traer ese título, pude lograrlo, y aquí está el cinturón”, dijo. “Tener a mi mamá y mi novia fue una gran motivación, sentía que estaba toda Nicaragua conmigo cuando escuchaba sus gritos”. 

Cristofer González ganó el título mundial de las 112 libras del CMB el domingo.

González recordó a su tío Rogelio, quien fue el hombre que lo formó como boxeador, pero desafortunadamente falleció en el 2016. “Me afecta que no esté mi tío Rogelio, era su sueño verme como campeón del mundo, dolorosamente él dijo que estaría muerto cuando fuese campeón, se cumplieron sus palabras. Este es un sueño que anhelé, estoy contento de ser parte de la historia de Nicaragua, mi nombre será recordado por ser uno de los 13 campeones”, contó. 

El campeón reiteró su deseo de no permanecer mucho tiempo en las 112 libras. “Aun no creo que sea campeón mundial, estoy contento de estar en mi pueblo, me trae sofocado el comer gallo pinto. Quiero ser un campeón sólido y no del momento, pienso ir saltando de categoría, quiero hacer dos defensas y buscar un título en 115 libras”, expresó.

Por otra parte, Pablo Osuna, promotor del púgil, dijo que “hay una certeza del 100% que Cristofer estará trabajando con Akihiko Honda (dueño de Teiken Promotions), la posibilidad de que pelee en Japón en su próxima pelea es de un 80%”. A su salida del aeropuerto, una caravana de varios vehículos acompañó a González hasta su casa en la colonia Nicarao.