•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando Ramiro Toruño fue destituido sorpresivamente del cargo de timonel de los Indígenas de Matagalpa, quizá no imaginó que a los días sería contratado por Estelí para convertirse en el encargado de liderar el resurgimiento que le permita al conjunto norteño salir de los escombros en los que se encuentra, luego de ganar solo cuatro de los 18 juegos que ha disputado. Lo cierto es que el experimentado mánager decidió asumir el reto y se propuso resucitar a un equipo esteliano que ha perdido trece de sus últimos quince desafíos y que hasta antes de su triunfo del pasado sábado ante Zelaya Central acumulaba diez derrotas de forma consecutiva. 

“Dirigir a Estelí en medio de este contexto tan sombrío representa una prueba complicada, pero soy de los que piensa que siempre es bueno afrontar retos difíciles como este, pues te permiten poner a prueba tu capacidad como mánager”, le dijo Toruño al colega José Ignacio Castellón en una entrevista realizada luego de su primer entrenamiento al frente de los norteños.

Ramiro, quien llevó a Matagalpa a ganar el campeonato en el 2012 y en el 2015, aseguró que “Estelí es un equipo bien estructurado, lo que pasa es que está pasando por un bajón colectivo al que esperamos ponerle fin lo más pronto posible, pues ya estamos llegando al 50 por ciento de los juegos de la primera etapa. Es por esto que las próximas series serán muy importantes, pues yo creo que Estelí debe empezar a levantarse”.  En este mismo orden, Toruño considera que los estelianos “ganarán los seis desafíos que sostendrán los próximos dos fines de semana”, lo cual no está fuera de la lógica si se toma en cuenta que los rivales serán Río San Juan y las Fieras del San Fernando, respectivamente. 

En busca de la sorpresa

“Si nos unimos enfocados en una misma causa, entonces lograremos hacer un buen trabajo. La idea es enderezar el rumbo que hasta ahora lleva el equipo y darle a la ciudad de Estelí una temporada como la del año pasado, cuando llegaron a semifinales. Sería una gran sorpresa levantarnos de este mal momento, pasar a la siguiente ronda y llegar lejos en el campeonato. Obviamente será clave un cambio de actitud en los peloteros para que Estelí empiece a forjar los triunfos que le permitan clasificar a la segunda etapa”, comentó un Toruño con aspecto de optimista inquebrantable. 

Asimismo aseguró “por ahora vamos a jugar con los peloteros que han sido habituales en lo que va de la temporada y será hasta después de los próximos dos fines de semana que empezaremos a aplicar variantes, si es que estas son necesarias”. 

Sobre Matagalpa

“En el beisbol a veces se toman decisiones que a uno le causan asombro, pero eso es así. No le pongo mente a lo que ocurrió, ahora tengo un nuevo desafío”, dijo Ramiro al ser consultado sobre su salida de los Indígenas pese a tener un balance de 9-6. “No sé qué es lo que pasa en Matagalpa, dieron de baja a cuatro peloteros y otro pidió la renuncia. Están dejando fuera a peloteros experimentados que más adelante les pueden ayudar por sus conocimientos. El asunto es que ellos (dirigentes de Matagalpa) tenían sus ideas y yo no las puedo cambiar. Yo tengo mi postura y es que trabajo donde me siento a gusto. Ahora estoy en Estelí y este equipo es mi prioridad”, puntualizó Toruño, que decidió dejar en el cuerpo técnico a Henry Roa, quien era el mánager de los estelianos y ahora fungirá como coach de bateo.