•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El reconocido relator argentino de boxeo de la cadena Space, estuvo de visita en Nicaragua por dos días, acompañado por Francisco Valcárcel, presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), como parte de la promoción que se le está haciendo a la Convención Anual de la OMB, a celebrarse del 29 de octubre al 2 de noviembre en Managua.

Ante una buena batería de periodistas que se presentó a la conferencia de prensa organizada en el Estadio Nacional Dennis Martínez el jueves, Larena respondió a varias preguntas, específicamente relacionadas al nuevo campeón mundial Cristofer González y el tetracampeón Román “Chocolatito” González.

“No vi la pelea, pero las referencias de él son muy buenas. Lo que hizo González demuestra que Nicaragua no para y sigue produciendo peleadores, ganar en Japón y traer un título no es cosa sencilla. Me han dicho que hay varios muchachos que prometen, por ejemplo escuché de Carlos Buitrago, tiene la oportunidad de su vida y tiene que aprovecharla al máximo”, dijo Larena.

Sobre el regreso de Román González y su deseo de pelear en 118 libras, Larena comentó que “lo de Román solo él podrá saber si puede pelear en determinada categoría, será su físico el que diga hasta donde pueda llegar. Es difícil levantar una carrera con dos derrotas seguidas y un nocaut, pero es posible. Estamos en uno de los mejores momentos de las categorías pequeñas con tremendos boxeadores. Por un lado es complicado para Román, pero le tiene que motivar y regresar, hacer dos peleas e ir por una grande nuevamente”.

Por otra parte, el presidente de la OMB, dijo que entre los invitados de lujo que ya le confirmaron asistencia a la convención está Óscar De la Hoya, el legendario peleador estadounidense de raíces mexicanas, convertido ahora en el dueño de Golden Boy Promotions, empresa que maneja la carrera de Saúl “El Canelo” Álvarez.

También vendrá a Nicaragua el japonés Akihiko Honda, promotor de Román González. Otros invitados confirmados son los excampeones del mundo Miguel Cotto y Juan Manuel Márquez.