•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo  Ramírez está de regreso a las Grandes Ligas. Subirá al montículo por primera vez esta temporada, tras un proceso de recuperación en Ligas Menores. El rivense retará a los Vigilantes de Texas a partir de las 1:05 p.m., con la misión de adjudicarse su primer triunfo y demostrar una vez más a los Marineros de Seattle que la confianza que depositaron en él cuando lo adquirieron la el año pasado no fue en vano.

En el corto proceso de recuperación en Ligas Menores, sumando su estadía en Clase A y Triple A, Erasmo tuvo un balance de 0-1 en 3 juegos. Lanzó 12.2 innings, permitiendo 11 imparables, 4 carreras (3 limpias), incluyendo un cuadrangular y otorgando 2 bases por bolas.  

“Mi brazo está al 100%, me siento fuerte mental y físicamente, ahora lo que falta es ir al montículo y ejecutar los lanzamientos. Quiero exaltar a Nicaragua, demostrar que tenemos talentos, a pesar de que estamos en un momento difícil. Espero ser una buena noticia para mi país”, dijo ayer Erasmo en una entrevista concedida al colega Wilfredo Álvarez de Rivas. Ramírez señaló que está al tanto de la difícil situación por la que atraviesa Nicaragua.

“Este tipo de problemas solo deja cosas negativas, espero que con el favor de Dios todo se frene pronto, que el Gobierno llegue a un acuerdo con las personas. Sé que la gente está reclamando sus derechos, pero no están pasando cosas positivas”, agregó Ramírez. En el 2017, Erasmo sumó 5 triunfos y 6 derrotas con 4.39 de efectividad, permitiendo 64 carreras en 131.1 innings. 

Frente a Pérez

En el duelo individual, Erasmo tendrá enfrente al serpentinero venezolano Martín Pérez, quien acumula un balance de 1 victoria y 2 derrotas con 13.14 de efectividad en 3 salidas. A Pérez le ha ido muy mal en este inicio de temporada, le anotan 18 carreras en 12.1 innings. Solo en su primera apertura pudo llegar hasta los 5 episodios, imponiéndose a los Atléticos de Oakland que le anotaron tres veces.

Pérez se hundió frente a los Angelinos de Los Ángeles, aceptando 8 carreras en 3 innings, y posteriormente tuvo otra pésima actuación los Rays de Tampa Bay, equipo que le marcó 7 carreras en apenas cuatro entradas. No anda bien el venezolano, lo que puede ser un factor a favor del nicaragüense, pues el bateo de los marineros de Seattle podría aprovechar con su ofensiva atacando desde temprano al pistolero de los Rangers.

Texas está en el sótano de la División Oeste de la Liga Americana con 7 triunfos y 14 derrotas. El equipo tiene uno de los peores promedios ofensivos colectivamente con .228.