•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El serbio Novak Djokovic se mostró este martes convencido de que, poco a poco, será capaz de recuperar su mejor nivel tras la lesión en su codo derecho y aseguró que no participaría en el Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó "si no estuviera preparado para jugar" contra el español Rafa Nadal, número uno del mundo y favorito para conquistar su undécimo título.

Antes de debutar este miércoles en el torneo, el número 12 del ránking ATP se mostró agradecido con la organización por haberle invitado a última hora a jugar en Barcelona, donde solo había participado en 2006, cuando aún era el 178 del ránking, y fue eliminado en la primera ronda por el español Daniel Gimeno Traver.

"Mi equipo y yo intentamos conseguir una invitación y han sido muy amables de dármela", reconoció Djokovic, quien afronta el Godó con el objetivo de "jugar sin pensar en la lesión" y reencontrarse con su mejor versión para Roland Garros.

Rafa Nadal se corona campeón por undécima vez en Montecarlo

En este sentido, explicó que en Montecarlo, donde cayó eliminado en octavos de final ante el austríaco Dominic Thiem, empezó a reencontrarse con las buenas sensaciones.

"Montecarlo fue el primer torneo en el que jugué sin dolor y sin pensar en la lesión. Fue una semana positiva para mí y espero que ahora también", añadió.

En los últimos meses, el tenista serbio ha experimentado los problemas de sufrir una lesión de larga duración, un periodo que le ha servido, según relató, para madurar como tenista y descubrir que el tenis "no lo era todo".

"Nunca había experimentado una gran lesión, tuve suerte, pero en los últimos dos años y medio lo descubrí. Y tuve que parar en los últimos 15 meses. He tenido que desconectar para entender la situación y cometí algunos errores para querer jugar antes de tiempo. Ha sido una escuela de vida", señaló.

Si va avanzando rondas en las pistas del RCT Barcelona-1899, posiblemente se verá las caras con Nadal en cuartos de final, algo que, sin embargo, todavía no tiene en mente.

"Este torneo tiene un gran elenco de jugadores. Siempre tiene jugadores de mucha calidad. Mi ránking no es alto como en los últimos cinco años, por lo que tengo que ser más modesto con mis expectativas y centrarme en ganar el próximo partido. Todo el mundo piensa en ese partido (contra Nadal), pero todavía tengo que ganar dos partidos antes", agregó.

Roger Federer, nuevo número 1 mundial, gana el torneo de Róterdam

En cualquier caso, Djokovic tiene claro que el jugador mallorquín, al que calificó como "el rey de la tierra batida", lo tiene todo a su favor para conquistar su undécimo título en Barcelona.

"Sí", respondió en español Djokovic al ser preguntado por si Nadal es el mejor jugador de la historia sobre tierra batida. "Es muy simple, sin ninguna duda. Es duro para nosotros hablar de la historia. Hace quince años no jugábamos y también había Guillermo Villas, por ejemplo, y es duro comparar generaciones, pero viendo los resultados, Nadal merece ser conocido como el rey de la tierra batida", apostilló.

Más allá de los objetivos a corto plazo -"quiero volver a jugar a mi mejor nivel lo antes posible", resaltó- Djokovic ya piensa en regresar a la primera línea del tenis mundial.

"A largo plazo quiero ganar grandes torneos en este deporte y poder ser número uno otra vez. Creo que puedo volver a estar ahí. Es importante tener un objetivo porque te da claridad, pero al mismo tiempo tengo que tener paciencia", apuntó.

Antes de pensar en metas más ambiciosas, Djokovic buscará este miércoles superar a Martin Klizan en su debut en el abierto barcelonés. Al mismo tiempo, espera disfrutar de una ciudad que descubrió por vez primera en 2006.

"Recuerdo que perdí el único partido aquí, pero también que el día después bajé a la playa, al acuario y a conocer Barcelona. Lo que me he dado cuenta ahora es que hay mucha gente joven en esta zona y te da energía positiva. Estoy disfrutando de mi estancia aquí", sentenció.