•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El regreso al ring de Román “Chocolatito” González no será el 5 de mayo en Carson, California. El tetracampeón finalmente tomó la decisión de no ser parte de esa cartelera, aún cuando Tom Loeffler, de 360 Promotions, había anunciado que el púgil del barrio La Esperanza sería el encargado del duelo semiestelar de la velada que encabeza el kazajo Gennady Golovkin enfrentando al armenio Vanes Martirosyan.

“Al final el rival no fue confirmado, decidí con mi equipo de trabajo descartar la pelea porque no sabía con quién iba a pelear. Decían que la velada iba que no iba, cancelé un poco los guanteos, casi llevaba 180 rounds, pero no dejé de entrenar. Fallé como tres días por los acontecimientos (protestas) que hubo en Nicaragua, el gimnasio estuvo cerrado, por eso decidí no pelear en la velada de Golovkin”, dijo Román, ayer antes de iniciar su entrenamiento en el gimnasio Róger Deshón. 

Por el momento descartó la posibilidad de realizar un combate en Japón. “Tengo pensado pelear en junio, ojalá que se me dé la oportunidad en Nicaragua. Tomaré cartas en el asunto, veré si peleo 10 asaltos y posteriormente estar listo para una pelea de título mundial a finales de este año”, agregó el tetracampeón. González entrenó el jueves de la semana pasada, saliendo en 126 libras, sin embargo, el gimnasio fue cerrado durante todo el fin de semana, incluyendo el lunes, y fue hasta este martes que las actividades regresaron a la normalidad. 

 El tetracampeón finalmente tomó la decisión de no ser parte de esa cartelera. Bismark Picado/END

El mexicano Pedro Guevara era el candidato principal para enfrentar al nica. Incluso, el azteca aseguró que firmó contrato el sábado y esperaba solamente el itinerario de vuelo para viajar a Los Ángeles. “La pelea es en 115 con tolerancia”, había dicho el azteca. Cuando se le cuestionó sobre aceptar un combate en 118, Guevara fue un poco más prudente, manifestando que “allí sí tendría que pensarla bien, conversarlo con mis promotores”. Este martes, su apoderado Erick Morales le dijo a Salvador Rodríguez, de ESPN, que “Guevara no peleará con el Chocolatito, no tenemos nada firmado”.

De interés: Wilmer no seguirá con Cristofer González

La mejor decisión

Ciertamente Román tomó la mejor decisión. Bajar hasta 115 o 118 libras con pocos días para el 5 de mayo, hubiese significado un sacrificio excesivo, llegando desgastado a una pelea contra un excampeón mundial como Guevara, que si bien es cierto no es una lumbrera, en el contexto actual representa un peligro para González. 

“No quiero volver al ring porque la gente me vea, lo haré por mí, por sentirme bien y tratar de hacer las cosas lo mejor que se pueda. De bajar de peso podría hacerlo, pero no se trata de eso, no voy a poner mi esfuerzo cuando no tenía una pelea confirmada, todo estaba en el aire. No tomaré el riesgo de caer derrotado por tercera vez, para tomar un combate tengo que ver videos, no conviene pelear con poco tiempo”, señaló González.

Al cuestionársele sobre la posibilidad de enfrentar al filipino Donnie Nietes por el cinturón 115 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Román se mostró abierto a aceptar ese duelo. “Depende de donde monten la velada, si me dan la oportunidad sería un gusto, pero sino, pues sigo perseverando, no estoy sofocado tampoco”. A pesar de que Román descartó pelear el 5 de mayo, su apoderado Carlos Blandón dijo que “eso aún no es oficial, estamos en negociaciones”.