•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿A quién estamos mirando en la impresionante alineación de los Yanquis? No a Giancarlo Stanton, Aaron Judge o Gary Sánchez, tres artilleros feroces capaces de derribar a batazos los muros de Jericó o el puente de Queens en Nueva York, sino al paracorto, de 28 años, Didi Gregorius, en su cuarta temporada con el equipo, aullando más fuerte que los otros lobos. Hasta ayer, Gregorius era dueño de la triple corona yanqui con 347 puntos, 8 jonrones y 27 empujadas. Agreguen el slugging y el OPS más alto de la Liga Americana y su evolución defensiva. ¿Recuerdan cómo fue subestimado en las consideraciones, cuando el legendario equipo lo sacó de Arizona después de caer el telón en el 2014, anunciándolo como reemplazo de Derek Jeter? Quedó la impresión que lo estaban sacando de la nada, y que solo sería alguien temporal, y brevemente.

Hoy, Gregorius es un yanqui mayor de edad. Disparó 25 cuadrangulares impulsando 87 carreras en el 2017, con 153 imparables y .287 de promedio. Un aviso para no perderlo de vista. Sin un picheo efectivo, los Yanquis ganan 13 y pierden 9 en el tercer lugar del sector Este, detrás de los líderes Medias Rojas y Azulejos, con Stanton, Judge y Sánchez entrando en el calor previsto y raramente retardado, y Gregorius agigantado, sintiéndose en la azotea del Empire State. Cuando eres lo suficientemente joven, se dice que los mejores años están por venir. En este 2018, podríamos ser testigos de la graduación de Gregorius, sin pretender ser una aproximación de Jeter. Publica el New York Times que el mánager Aaron Boone lo califica como el bateador yanqui más confiable bajo presión. Sus aullidos se escuchan claramente en la ruidosa esquina de Times Square. Por ahora, los Yanquis marchan al ritmo de Gregorius.

Cápsulas

El prospecto yanqui de 23 años, Miguel Andújar, dispara 3 jonrones con 8 dobles y 11 empujadas en 15 juegos. Parece más interesante que Gleyber Torres. Con 6 días de abril pendientes, Mike Trout de los Angelinos lleva 10 cuadrangulares. Trout puede igualar los 14 jonrones de Alberto Pujols en el primer mes de campaña. Luis Severino, de los Yanquis, está haciendo valer los cálculos previos de los expertos como candidato al Cy Young de la Liga Americana. Registra balance de 4-1 con 34 ponches y 2.32 en efectividad. Los Rojos y los Reales, dos equipos en los que militan nicas (Alex Blandino y Cheslor Cuthbert), son los peores en rendimiento en cada liga. El sublíder más distanciado es Colorado, separado 4 y medio juegos de Arizona. Asdrúbal Cabrera, de los Mets, es el líder de bateo de la Liga Nacional, en tanto, Jed Lowrie de los Atléticos, otro sorprendente, lo es en la Liga Americana. No los busquen en esos sitios en junio.