•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hay boxeo esta noche en el gimnasio Nicarao con dos figuras que vale la pena ir a ver para valorarlos y sacar conclusiones. El prospecto Melvin López enfrenta a Jonathan Padilla por el título mundial juvenil 118 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), mientras Félix Alvarado (32-2, 28 nocauts) cruzará disparos con Iván Meneses en lo que será su última pelea antes de buscar el título 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ante el japonés Ryoichi Taguchi o bien contra el sudafricano Hekkie Budler, si este rompe los pronósticos y deja sin corona al nipón el 20 de mayo.

Al margen de Melvin, encargado del duelo principal, la figura de la noche es Félix Alvarado. El resultado del combate ante Meneses ya lo sabemos, pero es importante que “El Gemelo” deje una impresión grandiosa para engrandecer más la fe que se tiene con él. Después de este pleito, Alvarado se reconcentrará en lleno pensando en ese pleito titular que podría celebrarse en septiembre.

“Melo” debe explotar 

El hecho de hacer una inversión mayúscula para traer un combate de título mundial juvenil a Nicaragua, debe ser suficiente para que Melvin suba al ring hoy convertido en una fiera. López necesita recuperar la credibilidad, esa que se tenía con el antes de su debut en el boxeo amateur. Una demostración discreta contra Padilla, le acarrearía un mar de críticas.

Melvin tiene todas la ventajas posibles ante el mexicano: estatura, alcance, velocidad, y poder. Pero si quieren sumarle un factor más es el peso. Padilla no es un 118 libras, pelea en 112 o 115, está subiendo de categoría por no despreciar la oportunidad, buscando dar la sorpresa.

Este viernes en la ceremonia de pesaje, Melvin marcó 117 libras, mientras su rival dio 116.2.  Respecto a la pelea semiestelar, Alvarado detuvo el péndulo en 112.8, en tanto, Meneses pesó 111.6.

Botan pelea

Había una pelea infantil que iba a ser atractiva entre Jordan “La Cobrita” Orozco y Jedry “El Zurdito” Pérez, sin embargo el papá del “Zurdito” botó el combate sin una justificación de peso. Los padres de Orozco explotaron, pues, su hijo se preparó durante mes y medio y fue hasta hace esta semana que les dijeron que el pleito no iba.

Jedry y Orozco estarán en la cartelera pero ante rivales diferentes. Orozco era amplio favorito para derrotar por segunda ocasión al “Zurdito”.