•  |
  •  |
  • END

ESPN Deportes

Puede que Tony La Russa tenga el trabajo más duro en el mundo del béisbol: Todos los días es responsable de encontrar diferentes maneras de describir lo bueno que es Albert Pujols. Pero el jueves, Pujols tuvo una actuación fenomenal ante los Mets.

Marcó un jonrón al jardín derecho, siguió con un sencillo en la línea de la tercera base, se robó una base y después conectó un jonrón directo al jardín central. La Russa se sintió inspirado.

La Russa dijo que Pujols es un “jugador perfecto”, y después agregó, “No hay nadie que sea mejor que él. Es del molde de la generación de Mays, Musial, Aaron. Hubiese podido batear en su liga. Es uno de los mejores”.

Pujols tiene 29 años y sólo necesita dos remolques más para llegar a las 1,000. Ha conectado 325 jonrones en su carrera. Está en el puesto 13° en el ranking de todos los tiempos en cuanto a porcentaje de embasamiento, no muy lejos de Ty Cobb. Está en el cuarto puesto en el ranking de todos los tiempos en cuanto a Porcentaje de slugging, justo detrás de Lou Gehrig y apenas delante de Jimmie Foxx.

No es rápido, pero los scouts lo consideran uno de los mejores de la liga robando bases, debido a su toma de decisiones. Ganó un Guante de Oro por sus jugadas en 2006 y está entre los mejores primeras bases defensivos.

De modo que las observaciones de La Russa hacen surgir una interesante conversación --sobre quiénes han sido los jugadores más perfectos-- en otras palabras, los hombres más completos de este deporte, los que parecen hacer todo bien.

Puede que Ted Williams haya sido el mejor bateador de todos los tiempos, por ejemplo, pero no era buen jardinero. Durante su retiro habló con un dejo de arrepentimiento por no haber trabajado más duro en ese aspecto. Puede que Ozzie Smith haya sido uno de los mejores jugadores defensivos, pero por momentos en su carrera no produjo demasiado impacto con el bate.

Si proponemos esta pregunta: ¿Quién entraría en una conversación con respecto al jugador perfecto? Mi primer instinto sería decir Willie Mays: 660 jonrones, 12 Guantes de Oro y 338 robos en su carrera. Babe Ruth podía batear y lanzar, y si lees lo que decían sus pares sobre él, también era un jardinero y un corredor de bases decente. Hank Aaron también hacía muchas cosas bien.

Barry Bonds era un jugador defensivo dominante en el jardín izquierdo (aunque su brazo era un tanto débil), bateó para alto promedio y robó muchas bases. Joe DiMaggio lanzaba con fuerza y era bueno en el jardín central. Ken Griffey Jr. ha hecho muchas cosas bien en sus mejores años, aunque batea para promedio de .287 en su carrera, de modo que por ese número quedaría eliminado de esta conversación. Eddie Murray podía batear bien y tampoco era muy bueno en el jardín, pero era un corredor de base promedio. Mike Schmidt bateó con potencia y fue el mejor tercera base de su época, de todas maneras no bateó para buen promedio. Es posible que Alex Rodríguez esté en el Top 10, debido a la variedad de sus habilidades.

Otros que eran buenos en más de una posición: Dave Winfield, Rickey Henderson, Roberto Alomar y Johnny Bench. ¿El jugador perfecto? Yo haría un Top 5 con Mays, Pujols, Bonds, Aaron y DiMaggio (Joe).