•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Juan Carlos Urbina y Wuilliam Vásquez, que entre ambos acumulan 19 cuadrangulares, han hecho mancuerna para mantener a los Indios del Bóer en la cima del grupo A del campeonato Germán Pomares y este fin de semana proyectaron al conjunto capitalino al primer lugar de la tabla general con 18 victorias y 4 derrotas. Si bien el bateo la Tribu ha explotado en el inicio de la campaña, Urbina y Vásquez se muestran como los elementos de mayor peligro.  

Después de haber disputado siete jornadas, una menos que diez de los dieciocho equipos del torneo, el apodado “Mimado de la Capital”, ha barrido cinco series, a base de poder ofensivo y una sólida defensa que respalda el trabajo del picheo, que sigue siendo su talón de Aquiles. Vásquez, que disputa su primer Pomares, ha conectado ocho cuadrangulares, haciendo alarde de ese poder que le distingue y que le dio fama en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

Sin embargo, es el experimentado J.C. Urbina quien lidera el departamento de jonrones de su equipo, con 11. El pelotero capitalino no deja de sorprender con esa capacidad de hacer daño a cuanto lanzador enfrenta, siendo pieza clave del buen momento que atraviesa su equipo. Sin embargo, este tipo de arranques es una constante en el Bóer, la primera fase del campeonato no se le resiste a la Tribu, lo que está por verse es si será capaz de mantener el nivel a lo largo del certamen, de cara a conseguir el título. 

A estas alturas, el Bóer cuenta con un conjunto de bateadores que se han echado a los hombros al equipo y que son los responsables de que hasta ahora no hayan perdido ninguna de las siete series que han disputado. Destacan en este conjunto, la terna formada por Urbina, Vásquez y Javier Robles. Entre los tres son responsables de casi la mitad de las carreras que el equipo ha anotado (174 de las 357 carreras).

Vásquez temerario

En el caso de Wuilliam Vásquez, actualmente es el líder ofensivo del equipo y del campeonato, batea para .537 producto de 43 imparables en 80 turnos al bate, ocho jonrones, con 29 carreras anotadas y 30 impulsadas. Tras Vásquez se coloca Javier Robles como uno de los más explosivos, el jardinero derecho de la Tribu es responsable de 36 imparables en 98 turnos al bate, con promedio ofensivo de .367, con 26 carreras impulsadas y 32 anotadas.

El caso de Juan Carlos Urbina es más peculiar, el jardinero derecho de 38 años, fue prácticamente descartado por el León en la pasada Liga Profesional, para esta campaña de Pomares regresó al equipo capitalino donde se ha convertido en el líder jonronero, no solo del club sino del campeonato, su actuación no se ha limitado a apariciones espontáneas, al contrario, Urbina siempre ha aparecido en el momento clave, conectando el batazo importante para sacar a la Tribu de problemas o darle la victoria. Urbina batea actualmente para .343, con 33 hits conectados en 96 turnos al bate, 10 jonrones, 23 carreras anotadas y 34 impulsadas.

En materia de picheo, los Indios han encontrado en Róger Marín a su mejor abridor, el lanzador derecho suma cuatro victorias y una derrota. Por su parte, el relevista Wilfredo Miranda ostenta tres triunfos sin derrotas. De momento, el mánager Ronald Tiffer puede sentirse tranquilo, más no confiado, consciente de que su reto esta campaña es cortar la sequía del equipo de cinco años sin título, a sabiendas de que su continuidad está en juego.