•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Coronado ahora como campeón mundial juvenil 118 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), es el momento oportuno para que Melvin “Melo” López (14-0, 9 nocauts) deje de gatear y empiece a caminar sobre las brasas con rivales que puedan exigirle, poniendo a prueba su calidad. El cerco de protección que está sobre él debe ser retirado, de lo contrario será un muchacho con un récord impresionante engañoso.

Para que un peleador madure boxísticamente necesita pasar exámenes rigurosos. Las primera pruebas para “Melo” es barrer con todos los rivales de su categoría a nivel casero, si lo logra ganará credibilidad y evolucionará como peleador. Hay una lista de tres peleadores interesantes que puede medir el nivel real del muchacho, estos son: Aron Juárez, Ricardo Blandón y Alexander Espinoza.

En ese orden, los manejadores de Melvin López deben ubicarles a estos contrincantes. El primero es Aron, el muchacho de San Benito con balance de 12 victorias (2 nocauts), 5 derrotas y 3 empates. Tiene 22 años y perfectamente podría ser un rival para que “Melo” defienda por primera vez ese cetro juvenil.

Aunque Aron no tiene un récord perfecto, ha enfrentado a mejores peleadores que “Melo”. Juárez tiene en su lista a contrincantes como Herald Molina, Hermogenes Castillo, el campeón mundial inglés Khalid Yafai, Álvaro “La Máquina” Pérez, Sergio “El Torito” González, Ricardo Blandón, dos combates contra Alexander Espinoza, y uno ante el experimentado Alexander Taylor.

Actualmente, Espinoza es el mejor peleador de las 118 libras en Nicaragua, de eso no hay duda, y ante este, Juárez empató en la primera pelea y perdió por decisión mayoritaria en la segunda. Aron derrotó a Molina por decisión unánime, igualó con Sergio González, venció a “La Máquina” Pérez, sucumbió ante Castillo, y recientemente se impuso a Taylor por decisión unánime. Juárez, bien preparado puede complicarle la existencia a cualquier peleador local en peso gallo.

Si pasa la prueba de Juárez, el segundo en la lista debería de ser Blandón con récord de 8 victorias (4 nocauts) y 1 derrota, quien noqueó a Juan Munguía en marzo. El último rival local es Alexander, ante quien Melvin no sería favorito y sería el mejor contrincante de su carrera. Enfrentando a estos boxeadores es que se sabrá si “Melo” es una realidad o un simplemente un púgil al que se le infló su récord.