•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Roberto Arriaza, “El Dinamita” está listo para regresar al ring nuevamente. Convertido ahora en campeón intercontinental 147 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el muchacho chinandegano que tiene dos martillos en sus manos con los que puede derrumbar cualquier muro, defenderá su cetro contra el venezolano Juan Ruiz el próximo viernes 11 de mayo en el Double Tree Hotel, en Ontario, California.

Arriaza, además de exponer el cinturón, pondrá en juego su inmaculado invicto de 16 triunfos (13 nocauts). Después de noquear a Sammy Valentín en su última pelea, el chinandegano apareció en el puesto número nueve del ranking 147 libras de la OMB. Derrotar a Ruiz con otra actuación superlativa, podría colocar a Roberto muy cerca de un combate importante, ya sea una eliminatoria o por qué no pensar que puede disputar el título mundial.

Bajo la dirección de Manny Robles, Arriaza aseguró estar mejor preparado para este pleito clave. “Mis condiciones físicas son muy superiores a las que adquirí contra Valentín. Esta vez no me detuve en los entrenamientos, acumulo un total de 120 rounds de guanteo con una sesión todavía pendiente”, dijo Arriaza.

Sobre su contrincante, Arriaza comentó: “no puedo confiarme de nadie, no hay rival pequeño en el boxeo, estoy listo para pelear los 10 asaltos si es posible. Tengo hambre de mantenerme invicto. Si Dios me permite obtener la victoria buscaríamos un combate eliminatorio o de título mundial”. Al ser cuestionado sobre qué necesita mejorar en su boxeo, Arriaza señaló que necesita “ganar más velocidad, así será difícil que alguien pueda detenerme”. 

¿Quién es Juan Ruiz?

El peleador venezolano nació en Santa Teresa del Tuy, Venezuela, sin embargo, reside en Tijuana, Baja California, México. Tiene 31 años y su récord es de 20 victorias (12 nocauts) y solamente una derrota. Su combate más reciente lo realizó en noviembre del 2017, siendo noqueado por Alexander Besputin. Si el pronóstico se cumple, el nica debe de imponerse por la vía rápida.