•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando el Juventus FC ascendió a Primera División en 2011, Nasser Valverde apenas debutaba en el primer equipo de los Caciques del Diriangén, club en el que se formó desde las categorías inferiores. En el torneo de Apertura del 2016, el zaguero diriambino se sumó al plantel de los “Pibes” y le ha tocado enfrentar al que fue desde su infancia el equipo de sus amores, como en las semifinales del actual torneo de Clausura.

Después de imponerse 2-1 en el juego de ida, Juventus está a las puertas de la final y Valverde de cara a avanzar por quinta vez a esas instancias en la máxima categoría del balompié pinolero, tras haber disputado cuatro finales con los Caciques. Como era de esperarse, el jugador oriundo de Diriamba admite que rivalizar ante su exequipo le provoca un sentimiento especial y considera que la forma de demostrarle respeto es exhibiendo su mejor desempeño.

 ¡Morir de pie!

“Para mí es emocionante volver a jugar en casa, aunque esta vez sea en contra y sobre todo en estas circunstancias, tratándose de una semifinal. Respeto mucho al Diriangén, por ello espero realizar mi mejor presentación, es la forma con la que puedo demostrar mi respeto hacia esa institución en la que me formé”, manifestó el zaguero del Juventus, quien defendiendo la casaca de los “Pibes” ha sentido en carne propia el enojo de la fanaticada Cacique. 

“La barra diriambina es muy eufórica, la gente vive con pasión el futbol y defiende a muerte los colores de la camisa. Me han llegado a gritar que soy un matamama, me abuchean y otros me piden que regrese, no me salvo de la gente, a pesar que soy de Diriamba”, recuerda entre risas Valverde, quien admite que deseaba enfrentar a los Caciques en esta fase. “Yo deseaba esta semifinal contra el Diriangén, porque quiero demostrar mi garra ante ellos, no me asusta estar ante la afición local, me anima”, reconoce.

 ​Keylor espanta el pánico

“Me debo al Juventus”

Sobre el partido de vuelta previsto para este sábado en el estadio Cacique Diriangén (8:00 p.m.), Valverde creé que su equipo tiene una oportunidad dorada para dar un salto de calidad y espera no fallar. “Si nos echamos atrás podemos sufrir y nos irá mal. Así que debemos de jugar como en casa, yendo al frente, buscando cómo marcar goles y conservar las líneas bien paradas, hay que evitar errores y aprovechar los que puedan cometer nuestros oponentes”, aseveró.

 El Liverpool, por la sentencia ante La Roma

“Conozco a más del 50 por ciento de jugadores titulares del Diriangén, sé cómo juegan, para dónde pueden agarrar en la cancha y el escenario no es nuevo para mí. Es emotivo llegar a esa cancha, pero me debo a Juventus y estoy enfocado en tener un buen desempeño para avanzar de ronda”, remarcó el defensor diriambino, que espera avanzar a la final del Clausura, en un escenario que lo vio crecer y formarse como jugador.