•  |
  •  |
  • END

Si se estuviera jugando con el formato de los últimos cinco años en los Campeonatos de Béisbol de Primera División, Jimmy González estuviera dándole lustre a su posible cuarto título de bateo, con promedio récord para bates de madera.

Jugando en 47 desafíos, Jimmy promedia un elegante .442, por 69 hits en 156 turnos oficiales al bate. Le está ganando la carrera a Juan Oviedo, quien estuvo en la cumbre, combinándose a ratos con Ofilio Castro, y se ha rezagado hasta .422, una diferencia que podría sostener el chontaleño.

Fue precisamente Ofilio quien inició la conquista de títulos en cortos trayectos. Fue campeón de bateo en el 2004 con promedio de .374 (67-179), en temporada regular de 54 juegos. Al año siguiente, Edgard López necesitó 25 partidos para ser campeón de bateo, con promedio de .402 (47-117). Aníbal Vega sigue en el 2006 con su título de .374 (67-178) en 55 partidos.

La temporada del 2007 fue recortada abruptamente y con sólo 40 juegos, Yáder Hodgson fue el titular, con promedio récord con madera de .427 (53-124), registro que fue superado la pasada campaña por Esteban Ramírez, con .428 (77-180), en 62 partidos, eso que se reclamó que se sumaran las estadísticas de la semifinal, ya que la fase regular fue de 26 partidos.

Los tres títulos de Jimmy los consiguió con 200 a más turnos en los años 2000, 2002 y 2003. Tratará de apuntarse otro banderín.

Jimmy batallará con Oviedo, ya que son los únicos bateadores de .300, luego que decreció Ramón Flores a .396. El rivense Antenor López ha subido a .394. Lenín Aragón está con .383, mientras Stanley Loáisiga y Reymundo Leytón lo hacen para .380. Yáder Hodgson y Eduardo Romero batean .378, Esteban Ramírez .369 y Francisco Hernández .365.

Alvaro López desplazó a Armando Hernández del liderato de efectividad, al lanzar para 0.79, una milésima menos que Hernández (0.80), quien es el máximo ganador (11-1) y ponchador (74). Alvaro (6-1) permite 6 carreras limpias en 68 episodios. Hernández, 8 en 90.

Julio Raudez, quien ganó su noveno partido en fila, mejoró su efectividad a 1.31. Le sigue el rivense Víctor Duarte (1.38), quien ya no está jugando, Juan Pablo López, con 1.42 y Boanerges Espinoza (1.74), quien ha asumido el rol de abridor para ayudar a la clasificación del Chinandega.