•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Interesa el Clásico que se realizará hoy en el Camp Nou? Por supuesto. Un duelo Real  Madrid-Barcelona, siempre interesa y se espera excitante, cargado de la misma furia. Ganar un Clásico, ya sea en la Copa del Rey, en la Liga o en la Champions, incluso en un amistoso, es asunto de orgullo. Una pelea entre los dos más bravos del barrio. Es lo que veremos hoy.

 Real Madrid versus Barcelona: El clásico menos clásico

Cierto, el Barcelona ya ganó la liga y está fuera de la Champions, en tanto el Real Madrid, se encuentra entusiasmado, en persecución de su tercera coronación consecutiva en  Champions y 13 en total, aunque sacudiéndose el polvo por haber quedado fuera de combate en la Liga y la Copa del Rey, títulos en poder del equipo azulgrana…Sin embargo, la batalla de hoy, estará inyectada por la vieja intensidad cultivada dentro de una rivalidad única, que con el paso del tiempo y la influencia mediática, ha crecido en forma desproporcionada.

Cristiano Ronaldo. AFP/END

UN GOLPE AL HÍGADO

La expectación de un Clásico, está más allá de la tabla de posiciones y de lo que pueda estar en juego. Hay que ganarlo, o ganarlo, esa es la consigna en cada lado…El Barcelona vencedor 3-0 en el Bernabéu en la primera vuelta, defiende su condición de invicto, y el Madrid, con la final de la Champions distante el 26 de mayo, está empeñado en imponerse y arrebatárselo. Eso sería un golpe al hígado del equipo azulgrana y una mayúscula satisfacción para la tropa de Zidane.

 Exitosa convocatoria para definir preselección

El Real Madrid, con sus huesos sudando todavía las exigencias del Bayern en la Champions, va con todo su material incluido el fiero Cristiano Ronaldo, antes de entrar en rotaciones con miras a la final de Europa que el Barsa verá por televisión…Para el equipo catalán, terminar invicto sería un lujo, y se espera coloque de arranque a Iniesta y Coutinho, con el libre tránsito de Messi y la presencia siempre amenazante de Luis Suárez en el área donde crujen los huesos…La pelea del medio campo con Kross, Modric y Casemiro cerrando espacios, interceptando y abriendo brechas, será un gran reto para el accionar que acostumbra desplegar el Barsa en esa zona con Busquets atrás, experto en aprovechar espacios vacíos y facilitar las proyecciones de sus atacantes.

LA LIGA ES MÁS DIFÍCIL

Zidane no trató de ocultarse, y se mantuvo firme insistiendo en algo que ha apuntado desde su época de jugador, y es que ganar la Liga es más difícil que ganar la Champions, por las exigencias mayores que implica. Rechazó que el Madrid fracasó en la Liga, señalando que realizó una buena temporada. Con su mente en la final de Champions no quiso adelantar sobre la probable utilización de Isco, el tratamiento a Carvajal, y el tiempo de desgaste que permitirá a alguno de sus ases. Aunque todos tienen sobre kilometraje, Zidane dijo que cada uno estará bajo observación mientras la batalla se desarrolla.

 Neymar regresa al campo de entrenamiento del París SG

La capacidad de recuperación en el centro del campo, será el factor más incidente, para el Madrid por sus destructivas contraofensivas, y para el Barsa por sus rápidas proyecciones con buen manejo de pelota con tres y hasta cuatro excelentes tocadores, jefeados por Messi. En la defensa, ambos equipos tienen la tendencia de sus laterales de incorporarse a las tareas de agresividad, y es entonces cuando cobra mucha importancia el accionar de Busquets. El duelo de “Generales” Piqué-Ramos, es párrafo aparte dentro de un Clásico.

A CRUZAR DEDOS

¿Quién será el compañero de Cristiano en el ataque? Zidane tiene material para barajar nombres, pero existe la creencia, que después de ver a Benzema contra el Bayern, será el hombre de apertura…Se puede palpar la tentación de fijar como favorito al Barcelona en casa y tratando de pulir la corona, pero después de verlo tan desnudo ante el Roma, lo veo expuesto frente a la furia blanca…El pronóstico está complicado, pero creo más en el Madrid por confiar que prevalecerá en el medio campo y tendrá mayor volumen ofensivo. Como en los últimos juegos, pienso que Messi deberá retroceder para poder interactuar de la mejor manera y conseguir incidencia, lo cual, lo hace más propenso a ser interrumpido en la búsqueda de conexiones. Eso sí, la furia será la misma.