•   Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Manchester City concedió este domingo un empate a cero goles intrascendente ante el Huddersfield (16º) en la 37ª jornada de la Premier League, un encuentro disputado en el Etihad Stadium que sirvió para celebrar el título de campeón de Inglaterra.

Pese a no ganar, los aficionados y jugadores ‘Citizens’ celebraron tras el pitido final la consecución del campeonato y varias decenas de hinchas invadieron incluso el terreno de juego. Frente a un equipo que lucha aún por la salvación de categoría, los hombres de Pep Guardiola no encontraron el fallo en la defensa rival, pese a que el técnico catalán alineó a su equipo de gala.

Los ‘Citizens’ dominaron (79% de posesión de la pelota), aunque no materializaron ese dominio en goles. El equipo de Guardiola, que ya ha igualado el récord de 30 victorias en un campeonato del Chelsea, se acerca al récord de puntos en un mismo campeonato, que tiene el Chelsea de la temporada 2004-2005 con 95.

Con dos partidos pendientes para el final del campeonato, el City también tiene al alcance otro récord del Chelsea, el de goles en una temporada, con 103 en 2009-2010. Los hombres de Guardiola han marcado hasta el momento 102 goles. “Es la Premier League, es Inglaterra, es especial porque es muy duro. Aquí es mucho más difícil ganar títulos. Lo más importante es prepararse bien y luego el nivel ya se verá”, dijo el entrenador español Pep Guardiola.

Se acerca a Champions 

El Chelsea (5º) derrotó al Liverpool (3º) por 1-0 con lo cual se aproximó a dos puntos del ‘Top 4’ y con ello de los puestos de clasificación para la Liga de Campeones. Aprovechó así el tropiezo del sábado del Tottenham (4º), derrotado por el West Bromwich (19º) por 1-0.

Los ‘Blues’ también se aproximaron a su rival de la tarde, el Liverpool, del que están ahora a tres puntos. Los ‘Reds’ tienen además un partido disputado más que Tottenham y Chelsea, por lo que la batalla por las plazas para la Champions está cada vez más emocionante.

Con un Liverpool inevitablemente con la mente en parte en la final de la Liga de Campeones del 26 de mayo frente al Real Madrid en Kiev, el Chelsea aprovechó para vencer en su duelo de Stamford Bridge con un gol de Olivier Giroud en el minuto 32, de cabeza a centro de Victor Moses.

El Chelsea, que el 18 de mayo disputará además la final de la Copa de Inglaterra ante el Manchester United, confirma su buena racha y suma su cuarta victoria consecutiva en la liga inglesa.

“Normalmente, cuando juegas un partido que tienes que ganar no es fácil porque es normal que estés nervioso. Tenemos ganas de ganar, de mantener viva la esperanza para intentar conseguir una plaza en la Liga de Campeones”, declaró el entrenador italiano del Chelsea, Antonio Conte.

“Merci Arsène”

Por su parte, el Arsenal (6º) arrolló 5-0 al Burnley (7º) en el partido que sirvió como despedida y homenaje a Arsène Wenger, que disputaba su último partido como local con los ‘Gunners’, después de 22 años en el banquillo de los londinenses.

El gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (14, 75), el francés Alexandre Lacazette (45+3), el bosnio Sead Kolasinac (54) y el nigeriano Alex Iwobi (64) consiguieron los goles del Arsenal en este partido. Con motivo de ese partido, el Emirates Stadium brindó un emotivo homenaje a Wenger, con el reparto de miles de camisetas con la mención “Merci Arsène” (Gracias Arsène) a los espectadores.