•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras varias semanas de incertidumbre sobre el futuro del equipo de trabajo de Cristofer González, actual campeón de las 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ayer se confirmó que el pugilista nicaragüense contará con una esquina de tres entrenadores, cada cual con una función específica. La novedad en la lista de adiestradores de “El Látigo” es el experimentado Gustavo Herrera, quien como entrenador en jefe contará con el respaldo de los entrenadores Wilmer Hernández y Róger González, ambos encargados de haber guiado a Cristofer a la coronación el pasado 15 de abril en Japón ante Daigo Higa. 

“Gustavo Herrera será el entrenador en jefe y será la máxima autoridad. Wilmer se encargará de la preparación física y de enseñarle a Cristofer ciertas combinaciones que él conoce. Por su parte, Róger será clave con sus conocimientos sobre el estilo de boxeo que ha venido trabajando desde siempre con el campeón. Herrera estará en la esquina y tanto Wilmer como Róger van a estar con él para darle cualquier ayuda que necesite”, explicó Pablo Osuna, quien está al frente de la promotora Nica Boxing. 

William Ramírez, el de la idea

De acuerdo con Osuna, fue William Ramírez, de WRAM Boxing y apoderado de Cristofer, quien tuvo la idea de unir a Gustavo, Wilmer y Róger en la esquina del ahora monarca, con la mirada puesta en preparar a un campeón sólido. “La idea de organizar el equipo de esta manera fue de William Ramírez, el apoderado. Él me comentó la propuesta y luego se la hice saber a Cristofer, a quien también le pareció una buena decisión e incluso me manifestó que él también había pensado en el mismo planteamiento”, detalló Osuna.

Una vez que Cristofer manifestó su aceptación, el siguiente paso fue hablarlo con el resto de protagonistas. “Conversamos con Gustavo Herrera y se mostró dispuesto, luego lo consultamos con Wilmer y no se opuso, y posteriormente se lo planteamos a Róger y nos expresó que no tenía problemas con la idea”. Con todas las partes de acuerdo, se estableció entonces la esquina con la que González buscará convertirse en un monarca duradero, tarea que es tanto o más difícil que la propia tarea de coronarse.

Sobre las diferencias que existieron entre Wilmer y Róger tras la coronación de Cristofer y que llevó a pensar que sería difícil volverlos a ver juntos en la esquina del campeón, Osuna señaló que “fueron errores de esos que solemos cometer los seres humanos, pero ya no habrá más problemas. Hablamos con ellos dos y Róger ofreció sus disculpas a Wilmer y este las aceptó, pues ambos llegaron a la conclusión que lo importante es pensar en el futuro del campeón. De tal forma que se acabaron las indiferencias y todos en el equipo están conformes”.

Consultado sobre cómo hará Gustavo Herrera para conjugar su trabajo de entrenador de Román “Chocolatito” González y ahora de Cristofer González, Osuna señaló que no habrá ningún inconveniente porque el experimentado adiestrador tendrá un rol establecido y agregó que hasta podría ser beneficioso para ambos boxeadores, pues de cara a sus compromisos futuros podrían reconcentrarse en el mismo sitio y ayudarse con las sesiones de guanteo. 

Wilmer: “Seré un trabajador de Gustavo”

Wilmer Hernández estaba decidido a no continuar trabajando en la esquina de Cristofer, pero el hecho que la idea de una esquina integrada por tres entrenadores haya venido de parte de Wuilliam Ramírez lo motivó a seguir. “De Japón yo venía con la idea de no continuar en el equipo, pero como la propuesta fue de don Wuilliam, entonces acepté mantenerme, pues por él siento un profundo agradecimiento y no puedo darle la espalda”, comentó el otrora entrenador de Román González. 

“La idea de que Gustavo Herrera sea el entrenador de cabecera me parece muy buena, pues él es un tremendo entrenador, tiene la experiencia de haber forjado a dos campeones del mundo y sé de su calidad porque yo fui entrenado por él. En este equipo mi trabajo será elaborar el plan de la preparación física y asegurarme que Cristofer llegue a sus combates en excelentes condiciones. Yo voy a ser un trabajador de Gustavo, si él quiere que yo me encargue del mascoteo, pues lo voy a hacer”, puntualizó Wilmer.