•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su segundo ciclo como jugador de los Caciques del Diriangén, el argentino Carlos Torres se prepara para disputar su segunda final en el futbol nicaragüense, después de la que perdió ante la UNAN-Managua en el Apertura de 2015. En aquella ocasión, el mediocampista ofensivo y los Caciques eliminaron en semifinales al Real Estelí, al que enfrentarán el próximo 12 y 19 de mayo en la final del Clausura, rompiendo los pronósticos que situaban como favoritos a los norteños.

Esta vez no será tan distinto, los estelianos saltan como ligeros favoritos por disponer de un sólido plantel, por haber alcanzado las instancias de eliminación sin pasar muchos apuros y porque su dominio en este tipo de etapas ante los Caciques lo sustentan. Sin embargo, enfrentarán al mejor Diriangén en muchos años, que en el actual Clausura les arrebató un empate y un triunfo en dos jornadas, desplegando un futbol ofensivo, con mucha creatividad en el mediocampo y solidez defensiva.

El “Chino” Torres, como le apodan al argentino, ha tenido mucho que ver en el buen nivel que ha exhibido el Diriangén en el Clausura. Como se esperaba, el argentino le ofreció a los Caciques velocidad, dinamismo y profundidad ofensiva. Aunque su cuota goleadora ha sido mínima (5 tantos), una de sus anotaciones fue precisamente ante los estelianos en la jornada 17,  para darle el triunfo a su equipo, y espera ser incidente ante el “Tren del Norte” en la final, para adjudicarse el título.   

“Nosotros no vemos este juego como una revancha, hay mucha historia entre ambos clubes, pero cada encuentro es diferente, en los anteriores logramos buenos resultados, pero no podemos confiarnos. Ellos son candidatos a ganar, no es ningún secreto, así que nuestra asignatura es revertir pronósticos, estamos mentalizados e intentaremos salir a ganar. Serán 180 minutos de futbol que dará un premio al que mejor haga las cosas”, manifestó Torres, quien disputó 17 partidos en la fase regular del Clausura, todos como titular.

Diriangén mejorado

El jugador argentino, de gran calidad técnica, destacó las virtudes de su equipo de cara a la eliminatoria ante los estelianos, partiendo por la cohesión que han logrado a lo largo del torneo. “El trabajo colectivo ha rendido frutos en el Clausura, no somos un equipo que depende de individualidades. Nos trazamos objetivos y los hemos concretado paso a paso, clasificamos a semifinales mostrando un buen futbol y asimismo estando en esa instancia. En la final esperamos seguir en ese camino”, aseveró Torres. 

Aunque le resta importancia, el “Chino” está consciente que su técnico, Mauricio Cruz, sus compañeros de equipo y la afición diriambina depositan su confianza en él y espera retribuirles dando lo mejor de sí ante el Real Estelí. “Lo que el club, la fanaticada y los propios jugadores queremos es salir campeones, lo hemos buscado hace mucho y se nos ha negado, pero esta vez confiamos en lograrlo. Es algo lindo que el técnico me tenga consideración, pero el equipo en general ha sido importante a lo largo del torneo. Como capitán tengo cierta responsabilidad y quiero guiar a mis compañeros a lo más grande”, declaró.

Torres reconoció que “hemos mejorado mucho en lo futbolístico, el club ha mostrado otra cara, hay mucha juventud respecto a otros torneos y eso es clave, porque son chicos que se entregan en cuerpo y alma”. “En Estelí sufrimos por la tenencia de la pelota, porque ellos apuestan a la posesión y saben abrir las bandas, lo importante en aquel juego fue que supimos contrarrestarlos, hicimos buenas marcas y no fuimos permisivos. Esta vez saldremos a presionarlos arriba y realizar bien las marcas. Hay que usar todas las variantes disponibles, rematar de larga distancia, conectar centros y aprovechar los balones parados”, remarcó.

“Las finales se juegan a morir, muchas veces son juegos de mucho contacto, pero nosotros no solo mostraremos garra, también buen futbol, propondremos buen juego, manejaremos los ritmos y será clave sacar un triunfo como locales, para llegar a Estelí con ventaja y poder administrarla”, puntualizó el argentino, capitán del Diriangén.