•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Sevilla ganó 3-2 al Real Madrid en el partido de la trigésima cuarta jornada de LaLiga, aplazado por la disputa de la final de la Copa del Rey, se reenganchó a la lucha por Europa y alejó así de la segunda plaza a un conjunto madridista, más pendiente de la final de Kiev, jugó con su ‘segunda unidad’.

Al Real Madrid le faltó más intensidad ante un Sevilla que, con un futbol directo, se fue 2-0 al descanso con tantos de Ben Yedder y Layún, y en el segundo tiempo la reacción del equipo de Zinedine Zidane llegó tarde, pues Sergio Ramos marcó en propia meta el 3-0 tras un tiro de Mercado y, además, falló un penalti, con lo que de nada le valieron los goles postreros de Borja Mayoral y del propio defensa madridista Ramos, en otra pena máxima.

En una cita siempre marcada en rojo en Nervión y a tres días del derbi con el Betis, se medían un Sevilla muy necesitado al haberse complicado estar por sexto año seguido en Europa y un Real Madrid con casi todo hecho ya en Liga, salvo por su lucha por ser segundo, pero más pendiente de su final de la Champions ante el Liverpool.

El ‘sueño’ de Kiev se evidenció ya desde la convocatoria de Zidane, sin hasta ocho titulares (Ronaldo, Carvajal, Kroos, Isco, Modric, Navas y Varane) por lesión, sanción o descanso, y con una alineación plagada de no habituales, hasta siete: Kiko Casilla, los defensas Vallejo y el francés Theo, el croata Kovacic y el exbético Dani Ceballos, y Lucas Vázquez y Marco Asensio en las bandas.

En el once madridista, con siete españoles, solo repitieron Nacho, Ramos, Casemiro y Benzema de los titulares en el Clásico. En el Sevilla Joaquín Caparrós también hizo cambios, por refrescar al equipo o por reservar piezas para el derbi, con Nico Pareja en la zaga y Pizarro en el medio, el lateral mexicano Layún de interior derecho y Franco Vázquez, Muriel y Ben Yedder arriba.

No le sirvieron de inicio para sorprender al Madrid, que empezó dominando el juego. Mejor situado y tras un primer intento estéril del argentino ‘Mudo’ Vázquez al desviar la zaga merengue a córner, manejó el balón y tuvo más ideas para tratar de inquietar al meta Soria, si bien le faltó dar un paso adelante para atacar de verdad.

Los madridistas adolecieron en la segunda parte de más intensidad y profundidad para generar ocasiones claras, aunque Casemiro lo buscó en un lanzamiento de falta, flojo, que paró David Soria a los 15 minutos y luego, con más intención, Asensio y Kovacic en sendos tiros que salieron fuera.

El Sevilla, más intenso y sin perder el sitio, se fue rehaciendo y, tras un mal remate de Layún, empezó a llevar peligro al marco de Casilla hasta que sacó ‘petróleo’ de un balón largo que Muriel le dejó de cabeza a Ben Yedder para que, tras aguantar bien la entrada de Ramos, hiciera el 1-0 por bajo pasado el ecuador de este período. Con esa tónica llegó a ponerse 3-0 y se salvó en la recta final, cuando el Madrid descontó en dos ocasiones.